Bajan los delitos aunque crecen los asesinatos y malos tratos en el ámbito familiar

Castilla y León se encuentra las cinco regiones más seguras de España

El delegado del Gobierno, Javier Izquierdo, antes de hacer balance sobre criminalidad
El delegado del Gobierno, Javier Izquierdo, antes de hacer balance sobre criminalidadLeticia PérezIcal

Castilla y León es un buen lugar para vivir, trabajar e invertir. La Comunidad se encuentra entre las cinco regiones de la España autonómica más seguras y su tasa de criminalidad, que mide el número de infracciones penales por mil habitantes, se ha reducido el pasado año en cuatro puntos -concretamente una disminución de 31,8 delitos por mil habitantes en 2019 a 27,3 durante 2020-. situándose diez puntos por debajo de la media nacional, en la que es la tasa de criminalidad representa la más baja desde 2009.

Además, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad esclarecieron el pasado año 25.600 delitos.

Asimismo, cabe señalar que las nueve provincias han arrojado cifras por debajo de la media nacional, con los descensos más acusados en León, que reflejó una disminución del 6,3 por ciento, Burgos del 5,8 y Valladolid el 5,4, aunque las provincias más seguras dentro de la Comunidad son Palencia, Zamora y Soria.

Casi todas las infracciones penales han registrado una tendencia a la baja excepto en el caso de los homicidios dolosos y asesinatos que pasaron de ocho a dieciséis, y las tentativas de homicidio, que aumentaron de 38 a 45.

Igualmente, subieron también los malos tratos en el ámbito familiar, delitos que incluyen la violencia machista, al incrementarse de 2.979 a 3.060, y los delitos de tráfico de drogas, con un porcentaje del 11,4.

Los desórdenes públicos se incrementaron el 44,2 por ciento y las estafas bancarias el 67 por ciento, un tipo de delincuencia sobre la que ha llamado la atención el delegado del Gobierno de España, Javier izquierdo, al dar a conocer estos datos, quien apelaba a la prudencia y la protección de los datos.

Por ello, pedía que no se faciliten datos personales por Internet, correo electrónico o llamadas telefónica, porque si se proporcionan se puede abrir la puerta de la delincuencia cibernética a los domicilios.

Ante cualquier duda, Izquierdo recomendaba consultar con el Incibe, la Policía Nacional o la Guardia Civil, que podrán aclarar si existe riesgo de estafa o suplantación de identidad.

Más policías y guardias civiles

”Prudencia y alta protección”, aconsejaba el delegado del Gobierno, mientras valoraba el aumento de efectivos policiales en la Comunidad, un incremento que ha relacionado con la caída de los índices de delincuencia de forma paralela. En 2020, la plantilla de la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía se calculó en 9.674, lo que representa 248 más que en 2019.

La tasa de agentes por cada mil habitantes se encuentra en la actualidad en cuatro, la misma cifra que en 2011, destacaba el delegado del Gobierno, a la vez que expresaba el “claro compromiso” del Gobierno con la recuperación de las plantillas de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Finalmente, Izquierdo agradecía el trabajo de los agentes de ambos Cuerpos, con las dificultades añadidas por la pandemia de la covid y admitía que la situación generada por el virus ha podido influir en el descenso de delitos como los robos en la calle en los meses de confinamiento estricto, en los que fue más difícil para los delincuentes esconderse en comparación con el periodo previo en el que la movilidad era general.