En zig zag y bebido en la A-1 a su paso por Burgos

Se trata de un camionero de Murcia de 62 años que fue retenido por la Guardia Civil

Foto de archivo de una patrulla de tráfico de la Guardia Civil
Foto de archivo de una patrulla de tráfico de la Guardia CivilGUARDIA CIVIL GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil del Subsector de Tráfico de Burgos ha investigado a A.P., de 62 años, como presunto autor de un delito contra la seguridad vial por conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas con resultados positivos en las pruebas de alcoholemia practicadas.

Los hechos ocurrieron la semana pasada, de madrugada, a la altura del kilómetro 147 de la autovía A-1 a su paso por la comarca de la Ribera del Duero, según ha relatado la Guardia Civil.

Una patrulla detectaba la circulación anormal y poco regular de un conjunto de vehículos compuesto por cabeza tractora y semirremolque; su errática circulación en zigzag ponía en riesgo su propia seguridad y la del resto de usuarios de la vía, por lo que los agentes decidieron pararle.

El conductor, vecino de la provincia de Murcia, presentaba síntomas evidentes de haber ingerido alcohol, por lo que se le practicó la prueba de alcoholemia mediante el aire espirado, dando un resultado positivo de 1′01 y 0′98 mg/l.

Las tasas superaban en más de seis veces la máxima establecida para este grupo de conductores profesionales, que es de 0′15 mg/l.

.Por este hecho A.P. ha sido investigado como presunto autor de un delito contra la seguridad vial por conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas, en tanto que el vehículo que conducía fue inmovilizado de manera cautelar. Las diligencias instruidas han sido entregadas en los Juzgados de Aranda de Duero.

Se da la circunstancia que hace unos días, la Guardia Civil localizaba a un conductor que circulaba a 216 kilómetros por hora, con un vehículo deportivo de alta gama, por la Autovía A-50 (Ávila-Salamanca), en el término municipal de Villar de Gallimazo, en la provincia salmantina, además de dar positivo en la prueba de alcoholemia.

Según informaba la Comandancia de Salamanca una dotación del Subsector de Tráfico detectó el pasado día 12, a las 16,52 horas, un vehículo que se dirigía en dirección a Salamanca a 216 kilómetros por hora cuando la limitación genérica de la vía es de 120.

Tras ser parado, los agentes realizaron la prueba de alcoholemia al conductor del vehículo y arrojó un resultado positivo, de 0,54 miligramos por litro en aire espirado.