Coronavirus

Los ayuntamientos quieren gestionar al menos un 10 por ciento de los fondos europeos

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, lidera esta reivindicación ante la Europa de la Unión

El alcalde de Valladolid, óscar Puente, durante la reunión
El alcalde de Valladolid, óscar Puente, durante la reuniónMiriam ChacónIcal

Los ayuntamientos quieren gestionar al menos un 10 por ciento de los fondos europeos para la recuperación económica tras la pandemia, para que de esta forma puedan elegir ellos los proyectos, ejercer la interlocución y recibir directamente los fondos extraordinarios.

Una reivindicación que lidera el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, y que se ha puesto de manifiesto tras la reunión telemática que mantenía junto a otros dirigentes de ciudades europeas como Lisboa, Milán, Varsovia, Hamburgo, Florencia y París de forma telemática, en la que se ha pedido este al presidente del Consejo de la Unión Europea, el portugués Antonio Costa.

El objetivo es que ese diez por ciento mínimo, que en España ya ha sido establecido por acuerdo unánime de todas las formaciones políticas que toman parte en la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), se asigne directamente a las ciudades, para que elijan los proyectos, ejerzan la interlocución y reciban los fondos europeos de recuperación ante la pandemia de manera directa.

Además, en la reunión también se planteó la posibilidad de que ese porcentaje se eleve hasta incluso un mínimo del 30 por ciento en materias como las políticas sociales o las relacionadas con la electrificación de las flotas de transporte público o las políticas de rehabilitación del parque de viviendas.

“PSOE, PP, Junts pel Catalunya, Podemos y Ciudadanos están de acuerdo con esta medida al acordar unánimemente” en la FEMP “que ese diez por ciento mínimo sea gestionado por los ayuntamientos de la manera más directa posible”, recordaba Puente, para quien ese diez por ciento mínimo “es irrenunciable”.

El primer edil de Valladolid aseguraba, no obstante, que la dificultad puede estar en que “es más fácil realizar 17 expedientes con las autonomías que 200 con los municipios mayores de 50.000 o 100.000 habitantes y con las 52 diputaciones provinciales”.

Por ello, desde la FEMP trabajan en mecanismos para “conciliar la necesidad de ir rápido con la de ser eficientes a la hora de asignar los recursos”, que Puente recordó que “no solo sirven para reactivar la economía, sino que deben servir para cambiar el modelo español y europeo” frente a patrones “desfasados o insostenibles”.

En cualquier caso, y más allá del ámbito español, en la reunión mantenida hoy con el presidente de la Comisión Europea, las ciudades participantes dejaron claro la necesidad de “amparar a ciudades y ayuntamientos frente a estados y regiones” en la concesión de los fondos de recuperación, por lo que se trabaja en que, al menos la alcaldesa de París, sino los de más ciudades, participen en el encuentro de abril en el que se va a debatir y dar forma a “los planes de recuperación europeos”.

Durante la reunión se estableció también un diagnóstico de las distintas urbes participantes en relación con la pandemia, así como la necesidad de que los ayuntamientos participen del plan de recuperación para hacer “una transformación muy importante de la movilidad en Europa”, bajo el ejemplo de París.

Por último, y preguntado sobre si este tipo de acuerdos puede dejar al mundo rural atrás, Puente señaló que este último “tiene que pelear” porque se le tenga en cuenta y, para ello, necesita “interlocutores”.

En ese sentido, el alcalde de Valladolid señaló a las Comunidades Autónomas como instituciones que “deben ejercer un papel fundamental” para definir y ejercer proyectos en el mundo rural, “especialmente en Castilla y León” con el objetivo de que “el mundo rural no quede abandonado” ante unos fondos que supondrían “un empujón sin precedentes”.