Segundo fracaso del PSOE en su ofensiva contra el PP

El Gobierno de PP y Cs se refuerza después de que el candidato Tudanca no haya podido conseguir los 41 votos a favor que necesitaba

Castilla y León seguirá teniendo un Gobierno de coalición entre PP y Ciudadanos. La moción de censura presentada por el PSOE para desalojar al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, finalmente no ha salido adelante, consumando el fracaso del socialista Luis Tudanca, pero también el de su partido a nivel nacional en su ofensiva contra el PP tras el fiasco de la semana pasada en Murcia.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco y el vicepresidente y portavoz, Francisco Igea
El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco y el vicepresidente y portavoz, Francisco Igea FOTO: Photogenic/Claudia Alba

El secretario regional de PSOE no pudo conseguir los seis escaños que les hacían falta para conseguir los 41 de la mayoría absoluta y derrocar al dirigente popular, en una sesión con demasiados insultos y con más violencia verbal en el atril de lo habitual. El resultado final fue 41 votos en contra, 37 a favor y tres abstenciones

Durante sus numerosas intervenciones, el secretario regional del PSOE fue incapaz de convencer a nadie salvo a los dos procuradores de Podemos, aunque estos llegaron con el «sí» bajo el brazo desde el primer momento en el que se anunció la moción de censura.

Del resto, nada de nada. Ni siquiera de la procuradora de Cs, María Montero, que abandonó el Grupo Parlamentario el viernes pasado añadiendo picante y más tensión al debate, que se abstuvo. También se abstuvieron en Por Ávila y los leonesistas de la UPL, mientras que Vox votó «no» al igual que el PP y los once diputados de Cs, aunque su portavoz, Fátima Pinacho, pedía la dimisión de Fernández Mañueco o, en su defecto, la convocatoria de elecciones.

Pese al varapalo que ha supuesto perder la moción, Tudanca aseguraba que no se van a rendir ni va a tirar la toalla, y menos ahora, y recordaba al Gobierno de PP y Ciudadanos que los castellanos y leoneses «juzgarán de forma implacable a quienes les traicionan».

Debate moción de censura. Tudanca responde a la procuradora de Vox, Fátima Pinacho.
Debate moción de censura. Tudanca responde a la procuradora de Vox, Fátima Pinacho. FOTO: CLAUDIA ALBA

Fue un pleno bronco, repleto de insultos y de una violencia verbal hacia el contrincante casi sin precedentes en esta Comunidad, poco acostumbrada a este tipo de sobresaltos. Un debate agrio que ha puesto de manifiesto las enormes diferencias existentes entre los partidos de derecha y de izquierda, y en el que incluso el portavoz de Ciudadanos, David Castaño, rompía relaciones con Tudanca, no con el PSOE, de cara a futuras alianzas entre ambas formaciones por los constantes desprecios e insultos hacia la formación naranja desde el inicio de la legislatura por parte del líder socialista, al que acusaba también de romper la unidad de partido al provocar la marcha de la procuradora María Montero.

Una sesión plenaria, en definitiva, marcada también por la pandemia del coronavirus, con extremas medidas de seguridad en el interior del edificio, donde el diputado de Cs, José Ignacio Delgado, y del PSOE, Fernando Pablos, votaron “no” y “sí” a la moción de censura respectivamente de forma telemática al no poder asistir de forma presencial al pleno por problemas de salud.

Y también un pleno que, pese a que pasará a la historia por haberse debatido en el la primera moción de censura en los casi cuarenta años de existencia de la Comunidad, el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, pedía olvidar cuanto antes.

La jornada, al menos, dejaba un anuncio importante, que es la supresión del impuesto de Sucesiones y Donaciones, que se debatirá en el próximo pleno. Fernández Mañueco señalaba que, una vez pisoteado el pacto para la reconstrucción de la Comunidad, que incluía la paralización de la eliminación de este impuesto porque lo exigió el PSOE y así se hizo en aras del consenso, esta medida que forma parte del acuerdo entre PP y Cs se va retomar y en breves fechas se espera que pueda ser una realidad.

Tras el resultado Fernández Mañueco estuvo arropado por el presidente de su partido, Pablo Casado. Tras felicitarlo, el presidente de la Junta aseguró que “hoy, ha ganado Castilla y León y ha perdido Pedro Sánchez, que se ha estrellado frente a la serenidad, el sentido común y la responsabilidad” de la Comunidad.

El presidente del PP, Pablo Casado y el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco
El presidente del PP, Pablo Casado y el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco FOTO: Photogenic/Claudia Alba

Tras confirmarse en las Cortes el fracaso de la moción de censura presentada por el Partido Socialista, Mañueco argumentó que con este resultado la Junta sale reforzada para impulsar un proyecto de transformación basado en la protección, la modernización y el futuro

Además, agradeció el apoyo de la Cortes regionales a la Junta, así como la presencia de Pablo Casado, a quien trasladó todo su apoyo para que “sea presidente del Gobierno cuanto antes”.

Fernández Mañueco también tuvo un recuerdo para todas las víctimas mortales del coronavirus en la Región, así como a todos los hospitalizados, y en especial al procurador de Ciudadanos, José Ignacio Delgado, y al consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero.