Fernández Mañueco considera el cooperativismo agroalimentario “esencial” para “superar” el reto demográfico

El presidente de Castilla y León recuerda que el Plan Estratégico 2019-23 de la Junta destina más de ocho millones a impulsar la innovación, la dimensión, la profesionalización y la presencia de las mujeres y los jóvenes en el campo

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, visita Cobadú junto al consejero Juan Carlos Suárez-Quiñones
El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, visita Cobadú junto al consejero Juan Carlos Suárez-QuiñonesJL Leal

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, defendió el cooperativismo agroalimentario como sector fundamental para el desarrollo económico y social de las zonas rurales y para “superar” el reto demográfico.

Fernández Mañueco, quien hizo estas declaraciones después de visitar las instalaciones centrales de Cobadú, en Moraleja del Vino (Zamora), destacó el Plan Estratégico 2019-23, un “potente instrumento” en virtud del cual el Gobierno regional destina más de ocho millones de euros a “impulsar la innovación, la dimensión, la profesionalización y la presencia de las mujeres y los jóvenes en el cooperativismo y otros cinco, a financiar la inversión”, así como otros cinco millones a financiar la inversión.

Asimismo, ha recalcado que el cooperativismo es “esencial para el desarrollo económico y social de las zonas rurales, y para superar el reto demográfico” y ha recordado que factura más de 2.500 millones al año, tiene 45.000 socios y genera más de 3.500 empleos.

El presidente de la Junta ha visitado las instalaciones centrales de Cobadú, la cooperativa agroalimentaria más importante de Castilla y León, en Moraleja del Vino (Zamora). Allí ha reafirmado que la Junta prestará todo su apoyo y la colaboración necesaria a la entidad para la reconstrucción de los daños ocasionados tras el grave incendio acontecido en la noche del 6 al 7 de septiembre de 2020.

En este sentido, el jefe del Ejecutivo autonómico señaló que “afortunadamente no se vio afectada la parte de la fábrica” destinada a la alimentación animal. El fuego dañó cinco naves de almacenamiento y a su contenido (alfalfa, abonos y cereal) y a diversa maquinaria (dos palas cargadoras, carretilla y un camión articulado). Las instalaciones estratégicas no se vieron afectadas y el proceso de fabricación continuó desarrollándose con normalidad. El siniestro tampoco perjudicó al mantenimiento del empleo.

Desde la Junta, por Acuerdo 61/2020, de 24 de septiembre, ya se declararon los hechos acaecidos en la Cooperativa Limitada Bajo Duero (COBADU) en Moraleja del Vino (Zamora) como situación de especial y extraordinaria transcendencia y urgente actuación para desarrollar medidas de reconstrucción de las instalaciones siniestradas.

Sobre Cobadú

Cobadú es la primera cooperativa agroalimentaria en nivel de facturación en Castilla y León. Además, ocupa el tercer puesto entre las cooperativas de primer grado con mayor facturación de España. Emplea a más 200 trabajadores directamente, de los cuales ninguno de ellos se vio afectado en aquel entonces, y a más de 400 de forma indirecta. Está consagrada por 10.300 socios y cuenta con una facturación de 345 millones de euros (en 2019) incluyendo a todas las empresas del Grupo donde hay varias sociedades participadas (14).

El presidente de Castilla y León visita Cobadú junto al consejero Juan Carlos Suárez-Quiñones
El presidente de Castilla y León visita Cobadú junto al consejero Juan Carlos Suárez-QuiñonesJL Leal

En su vertiente agrícola, Cobadú proporciona a sus socios las semillas que después se convertirán en las cosechas que también comercializa la cooperativa. Además, ofrece multitud de productos y servicios, como la distribución de gasóleo, abonos, productos fitosanitarios, maquinaria de siembra directa, etc., y les presta asesoramiento técnico con una importante red de ingenieros que siguen el desarrollo de sus cultivos desde el origen.

En ganadería, su actividad más importante es la fabricación de piensos compuestos, además de la comercialización de las producciones de sus socios de vacuno, ovino, porcino y leche.Para apoyarles en su día a día en las granjas, cuenta con un amplio equipo de veterinarios que prestan servicios técnicos, de asesoramiento en nutrición, realización de análisis clínicos o valoración de sementales.