Detenida una persona en Valladolid por poseer y distribuir por internet material de abuso sexual infantil

En la operación se detiene a otras once personas de otras cinco provincias, entre ellas una mujer que mandaba fotos de su propia hija menor de edad

Agentes de la Policía Nacional que realizaron la detención
Agentes de la Policía Nacional que realizaron la detención FOTO: Del. Gobierno

Agentes de la Policía Nacional detuvieron a una persona en Valladolid por poseer y distribuir, presuntamente, material de abuso sexual infantil a través de internet, dentro de una operación con otras once detenciones en las provincias de Alicante, Almería, Barcelona, Madrid y Pontevedra. Entre los detenidos se encuentra una mujer que distribuía imágenes con connotaciones sexuales de su propia hija, menor de edad.

Las investigaciones comenzaron cuando la Embajada de Estados Unidos en España remitió información relativa a varias investigaciones llevadas a cabo por el Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados (NCMEC) en Estados Unidos, sobre la presunta comisión de delitos de prostitución y corrupción de menores.

En dicha información se alertaba de hechos constitutivos de delitos de posesión y distribución de material de abuso sexual infantil a través de internet en España, según informó la Policía Nacional en un comunicado.

Tras varias gestiones, los agentes especializados lograron identificar a doce usuarios, ubicados en España, que hacían uso de la web para distribuir material de explotación sexual, por lo que se procedió a la detención de todos ellos.

En las provincias de Alicante, Almería y Madrid fueron detenidas dos personas en cada una de ellas. En Barcelona fueron arrestados cuatro individuos, mientras que en Pontevedra y Valladolid se detuvo a una persona en cada una de ellas.

Uno de los detenidos en la provincia de Almería resultó ser una mujer que enviaba imágenes con connotaciones sexuales de una de sus hijas, menor de edad, a través de una aplicación de mensajería instantánea a otro de los detenidos en la provincia en Barcelona. Entre los efectos intervenidos a los detenidos, destacan 14 teléfonos móviles, tres ordenadores portátiles, nueve discos duros, dos tabletas y 24 CD-Roms.

La Policía Nacional recuerda que compartir o guardar imágenes sexuales de menores es un delito, y que, en caso de tener conocimiento de su existencia, se debe denunciar el contenido en la propia red social o ante la Policía Nacional.