La ULE pone en marcha dos equipos pioneros para medir emisiones de metano en ganado vacuno

Es el único centro público de investigación en España que cuenta con este equipamiento

Los equipos GreenFeed medirán de manera automática las emisiones de metano entérico en el ganado vacuno y pequeños rumiantes
Los equipos GreenFeed medirán de manera automática las emisiones de metano entérico en el ganado vacuno y pequeños rumiantesULE

La Universidad de León ha puesto en marcha dos equipos GreenFeed, de la empresa americana C-Lock, únicos en España, para medir de forma automática las emisiones de metano entérico en ganado vacuno y pequeños rumiantes.

Los equipos están valorados en más de 120.000 euros y han sido conseguidos a través de un proyecto de la convocatoria competitiva de Infraestructura del Ministerio de Ciencia cuya investigadora responsable es María José Ranilla García y financiado con fondos FEDER.

Frente a otros métodos existentes, estos sistemas automáticos de medida ofrecen ventajas como necesidades de mano de obra mínimas, periodos de medida prolongados en los animales, obtención de medidas fiables y condiciones de manejo que se asemejan a las condiciones reales. Además, tienen la ventaja de ser portátiles, lo que facilita su uso en distintos lugares, con las condiciones que se establezcan a los potenciales usuarios, constituyendo una herramienta clave para la investigación en las emisiones de gases de efecto invernadero por parte de los rumiantes.

Estos equipos de la ULE son los únicos de este tipo en un centro público de investigación en España y se dispone de uno para pequeños animales, recomendado tanto para ovinos como para caprinos e incluso terneros, y uno para grandes animales, en este caso vacuno.

Desde la institución académica señalaron que el equipamiento ofrece a los investigadores en ciencia animal una herramienta complementaria a la investigación que ya desarrollan, pero es también un servicio importante para las empresas del sector productivo, ya que la medida de la producción de metano será pronto un indicativo de la eficiencia de los sistemas productivos de rumiantes.

Por otra parte la Universidad de León cederá espacios e instalaciones del edificio del Aulario en el Campus de Vegazana a la asociación cultural Laboratorio de Antropología Audiovisual Experimental (Laav), así como equipamiento para el desarrollo de sus actividades y proyectos experimentales. El acuerdo permitirá a este colectivo desarrollar proyectos audiovisuales y sociales en torno a la salud mental con el grupo de trabajo denominado ‘La rara troupe’.

Integrado por Marta Alaiz, Nonia Alejandre, Susi Blanco, Carlos Crespo, María Inés Díaz, Chus Domínguez, Dani Domínguez, Alfredo Escapa, Lidia García, Marcos García, J. Félix Lorenzo, Abel Morán, Blanca Puente, Belén Sola, Marcos Vega y Ángel Zotes, este grupo cuestiona el concepto de normalidad en su último proyecto audiovisual un audiovisual titulado ‘Ya habremos olvidado’.

La asociación Laav, que hasta ahora tenía su centro de operaciones en el Musac, centra su actividad en investigar en los ámbitos de las ciencias sociales y la creación artística contemporánea a través de soportes diversos como el arte audiovisual, sonoro, performativo y de archivo. Hace cinco años, el colectivo organizó unos encuentros sobre la representación del ser humano y las identidades a través de audiovisuales y mesas de trabajo, en colaboración con el Área de Antropología de la ULE.