Castilla y León abre las residencias de mayores a cualquier usuario y elimina los “grupos burbuja”

El 97,43% de los residentes se encuentran inmunizados al igual que el 89,5% de los trabajadores

El vicepresidente, portavoz y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, y la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, comparecen en rueda de prensa telemática posterior al Consejo de Gobierno.
El vicepresidente, portavoz y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, y la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, comparecen en rueda de prensa telemática posterior al Consejo de Gobierno.Miriam Chacón/Ical

Comienza a normalizarse la situación en las residencias de mayores de Castilla y León por lo que la Junta ha levantado las restricciones de acceso a personas no dependientes que precisen atención tras el alto grado de inmunización frente al virus en estos lugares. Así lo ha manifestado la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, en posterior rueda de prensa del Consejo de Gobierno, junto al vicepresidente y portavoz, Francisco Igea.

De esta manera en los centros de día para personas con discapacidad y con unidad de estancias diurnas para mayores se elimina la obligatoriedad de realizar actividades en “grupos burbuja” de hasta cinco participantes. Blanco ha señalado que se ha completado la vacunación en todos los centros residenciales de la Comunidad, lo que implica que se encuentran inmunizados prácticamente la totalidad de los residentes y de los trabajadores.

Según los datos ofrecidos por la consejera, el 97,43 de los usuarios, es decir 34.835 de un total de 35.754 personas han recibido sendas dosis. El 2,57 por ciento restante corresponde a personas que no pudieron ser vacunados al encontrarse enfermas, por criterios médicos o por no encontrarse en el centro en el momento de la inoculación.

Respecto a los trabajadores, la ratio de vacunación alcanza un 89,5 por ciento (22.065 de 24.655 empleados), mientras que un 6,3 por ciento han rechazado la administración de la dosis, mientras que el restante 4,2 por ciento no han podido recibirlas por criterios clínicos, mientras que el restante no ha podido recibirlo por criterios clínicos.

Blanco ha señalado que para toma esta decisión han pesado las conclusiones de un estudio elaborado por su propio personal, donde se pone de manifiesto el alto grado de inmunización frente al virus existente entre los trabajadores de los centros. En el mes de diciembre, la Gerencia de Servicios Sociales comenzó un cribado con test serológicos a los más de 3.500 empleados y 1.085 profesionales participaron en las pruebas en los meses de febrero y marzo, cuando la campaña de vacunación ya estaba en marcha. Un estudio en el que se concluye que la vacuna es altamente efectiva, donde el 94 por ciento de los empleados presentan inmunidad humoral con elevados títulos de anticuerpos IgG+.

Blanco también ha recordado otras medidas puestas en marcha por su departamento para apoyar a la red de centros públicos y privados, como los 12,2 millones en la primera ola a la compra de Equipos de Protección Individual, a la que se ha sumado una partida posterior de 6,3 millones. A ello se suman casi ocho millones invertidos en la adquisición de 70.141 teste serológicos y otros 299.737 test de antígenos. A ello se suman otros 15 millones adicionales de las prestaciones económicas.