UPL recrimina al rey de España que acepte la Presidencia del programa conmemorativo del V Centenario de Villalar

Eduardo López Sendino considera que la Junta “pretende hacer creer que la comunidad de Castilla y León existe desde hace 500 años”, lo que es “una auténtica memez a la que no debería sumarse”

El secretario general de UPL, Luis Mariano Santos y el vicesecretario, Eduardo López Sendino
El secretario general de UPL, Luis Mariano Santos y el vicesecretario, Eduardo López SendinoCarlos S. Campillo (nombre del dueño)Ical

El vicesecretario general de Unión del Pueblo Leonés, Eduardo López Sendino, recriminó hoy al rey de España que haya aceptado la Presidencia de Honor del programa conmemorativo del V Centenario del movimiento comunero organizado por las Cortes de Castilla y León.

“El Rey Felipe VI podría haber tenido un mínimo de celo y de delicadeza para asesorarse debidamente desde el punto de vista histórico y cerciorarse de que el movimiento comunero no fue patrimonio de ninguna zona concreta de España, aunque la batalla decisiva fuera en la localidad pucelana de Villalar, sino que tuvo mucha más trascendencia en otras provincias de España”, apuntó Sendino.

Para el leonesista, resulta “patético” que el monarca acepte la presidencia de honor para la conmemoración de “una derrota de quienes lo único que hacían era preservar sus intereses personales frente a los intereses reales, sin que ninguno de los dos fuese mayor digno de encomio”.

Asimismo, mismo, Eduardo López Sendino consideró que Felipe VI “debería haberse dado cuenta de que la Junta de Castilla y León, utilizando los fondos públicos de todos los leoneses y todos los castellanos, pretende hacer creer que la comunidad de Castilla y León existe desde hace 500 años, lo cual es una auténtica memez e idiotez a la que no debería haberse sumado”.

En cambio, desde UPL consideró que si el rey pretende de alguna manera significarse, “debería fijarse en el sinsentido de una Comunidad Autónoma que no respeta los derechos históricos de la Región Leonesa, para constituirse en la 18 comunidad autónoma”.

“Parece olvidar el rey de España que, entre otros muchos títulos, ostenta el de ser rey de León, siendo heredero también de la Corona Leonesa, y en esa consideración debería haber tenido la sensibilidad adecuada para no unirse a unos fastos a la mayor gloria de los pesebreros que gobiernan en la Junta de Castilla y León, eso sí, con cargo al erario público”, concluyó Eduardo López Sendino.