El ICE favorece que más de 16.000 empleos se hayan mantenido en Castilla y León durante la pandemia

La Plataforma Financiera impulsa más de 4.500 proyectos empresariales con cerca de 600 millones de euros en ayudas y préstamos

De I a D : el delegado territorial, José Mazarías; el presidente ejecutivo de Dibaq, Carlos Tejedor; y el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo; a su llegada a las instalaciones de Dibaq
De I a D : el delegado territorial, José Mazarías; el presidente ejecutivo de Dibaq, Carlos Tejedor; y el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo; a su llegada a las instalaciones de DibaqNacho ValverdeIcal

Desde que comenzara la crisis sanitaria del coronavirus en marzo del pasado año, el Gobierno regional ha tenido que dedicar buena parte de sus recursos para intentar controlar al virus y, a la vez, mantener a flote la economía, muy dañada por el confinamiento y posteriores restricciones que aún se mantienen y que afectan a la economía, como el cierre perimetral o el toque de queda, entre otras.

Por ello, desde la Plataforma Financiera del Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE) se ha intentado dinamizar la economía mediante ayudas y préstamos que han conseguido crear o mantener más de 16.000 puestos de trabajo en empresas de la Comunidad.

Así lo ha puesto de manifiesto este martes el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, durante la visita que ha realizado a las fábricas de nutrición animal que el Grupo Tejedor Lázaro posee en la localidad segoviana de Fuentepelayo, en concreto las instalaciones de Dibaq Group, en donde ha mantenido un encuentro con el presidente Ejecutivo, Carlos Tejedor Lázaro, y con otros responsables del grupo referente en el sector de la alimentación, salud y bienestar animal.

Allí, el consejero ponía en valor los 4.500 proyectos de empresas que se han impulsado desde esta plataforma financiera en un año y dos meses, con ayudas y préstamos por valor de 592,3 millones de euros y una inversión inducida empresarial de 796,7 millones de euros.

“Se trata de unas ayudas que, en el contexto actual, son un recurso fundamental para que las empresas de Castilla y León cuenten con liquidez y puedan superar la crisis económica causada por la pandemia sanitaria de la covid”, destacaba el consejero tras la reunión mantenida con el Grupo Dibaq, en la que conocía de cerca los proyectos en los que se encuentra inmersa esta empresa familiar, que apuesta por la tecnología y los procesos innovadores, con un trabajo continuo en I+D+i y una producción controlada y segura en las fábricas que posee en España y República Checa.

En la actualidad cuenta con casi 400 trabajadores y sus productos y servicios se encuentran en más de 65 países a lo largo de cuatro continentes, a lo que se suman reconocimientos en el campo industrial y científico. Con fábricas en España y República Checa, la empresa lidera también la internalización de sus productos y servicios nutricionales desde hace 30 años junto con Derwent Group.

Líneas de emergencia

Entre estas ayudas directas y financieras se encuentran las líneas extraordinarias que la Junta ha habilitado para responder a la emergencia y facilitar liquidez a autónomos y pequeñas y medianas empresas.

Las ocho líneas han facilitado hasta el pasado 26 de marzo 450,2 millones de euros a 3.993 empresas de Castilla y León, así como la creación o el mantenimiento de 8.672 puestos de trabajo y la generación de una inversión inducida de 498,4 millones de euros.

La primera de estas líneas, destinada a aportar liquidez a micropymes y autónomos, ha financiado 1.175 propuestas por valor de 25,6 millones de euros. La segunda, destinada a mantener la actividad de las pymes que desarrollan su actividad en sectores especialmente afectados por la crisis de la covid, como la hostelería, el comercio, las manufacturas o el turismo, entre otros, ha resuelto 849 solicitudes por 149,6 millones de euros.

La tercera, dirigida a necesidades relacionadas con soluciones digitales de teletrabajo, digitalización y modernización de empresas, ha facilitado 179,5 millones para ayudar a 1.254 empresas de la Comunidad.

Respecto a la cuarta línea, que permite aplazar las cuotas de los préstamos de los programas de reindustrialización y crecimiento empresarial, ha respondido a 64 solicitudes con 19,6 millones de euros. Por su parte, la quinta línea extraordinaria puesta en marcha y cuyo objetivo es dotar de liquidez a autónomos y pymes, hasta el momento ha recibido 236 solicitudes por valor de 35,5 millones de euros.

Hostelería y Turismo

A estas líneas de ayuda se suman las puestas en marcha el pasado mes de noviembre para apoyar al sector del turismo y la hostelería de la Comunidad, especialmente afectado por el impacto de la crisis sanitaria de la covid.

La primera se refiere a la financiación en áreas con medidas preventivas para favorecer las zonas y actividades con restricciones de movilidad. De esta manera se permiten realizar operaciones avaladas de préstamo para pymes y autónomos ubicados en municipios o áreas donde se adopten medidas sanitarias preventivas para contener el virus.

Hasta el momento se han financiado 311 operaciones por valor de 29,4 millones de euros.

La segunda línea, que hace referencia a la financiación de pymes y autónomos del sector de alojamientos turísticos y agencias de viajes afectados por la pandemia para financiar sus necesidades de circulante, ha permitido hasta el momento 57 operaciones por 8,6 millones de euros.

Por su parte, la línea de ayudas que garantiza el cobro de proveedores del sector HORECA, garantizando la liquidez en la cadena de pagos vinculados a la hostelería a pymes y autónomos, ha recibido una solicitud por valor de 40.000 euros y la correspondiente a mantenimiento del empleo ha financiado 22 proyectos por valor de 1,9 millones de euros.