Coronavirus

Castilla y León gana más terreno al virus

La Comunidad anota 176 nuevos contagios, ochenta menos que hace una semana, aunque lamenta dos fallecimientos

Vacunaciones en Valladolid
Vacunaciones en ValladolidPhotogenic/Claudia Alba

Un día después del Consejo Interterritorial en el que se decidía dar libertad a las Comunidades para que gestionen la pandemia, especialmente en lo que se refiere al ocio, Castilla y León ha decidido un paquete de medidas entre las que se encuentran la reapertura a partir de mañana de discotecas con un aforo máximo de un tercio en interiores o la ampliación del horario de cierre de bares y restaurantes hasta las dos de la madrugada, aunque se mantiene la prohibición del consumo en barra. Igualmente, el comercio amplia el aforo del cincuenta al 75 por ciento, salvo en el caso de los grandes centros comerciales, donde el aforo será del 50 por ciento, las casas rurales se amplían de dos a tres los grupos de convivencia hasta un máximo de doce personas; y los aforos de los mercados al aire libre serán también del 75 por ciento.

Unas medidas dentro del nivel 2 de riesgo en el que se encuentra la Comunidad, pero más relajadas porque la situación epidemiológica sigue mejorando con una notable reducción de contagios, ingresos hospitalarios y fallecidos pese a que este jueves se ha roto la tendencia positiva de dos días sin muertes, gracias al ritmo de crucero que sigue manteniendo la vacunación pese al descenso de dosis que han llegado esta semana.

Castilla y León ha notificado hoy 176 nuevos contagios, lo que suponen 22 menos que ayer, y ochenta menos que hace una semana, lo que confirma la buena evolución de la pandemia, aunque lamenta la muerte de dos personas en los hospitales de Burgos y Valladolid, que elevan a 5.768 el total de personas que se han ido de este mundo en los centros hospitalarios en esta crisis sanitaria. Una cifra a la que habría que sumar las 1.145 personas usuarias de residencias de mayores o con discapacidad que murieron en la habitación del centro en el que vivían, así como las 1.105 personas que perecieron con síntomas compatibles con la enfermedad pero a los que no realizaron una prueba PCR que lo hubiera confirmado.

Burgos y Valladolid, con 42 y 36, son las provincias que más casos han reportado, que dejan en 237.283 el número total de castellanos y leoneses que se han contagiado en esta pandemia del coronavirus, mientras que destaca la provincia de Soria, donde no se ha registrado ningún positivo en las últimas 24 horas, o Palencia, que ha notificado catorce nuevos infectados por coronavirus.

La tasa de incidencia acumulada baja un día más hasta los 112,45 casos a 14 días, dos menos que ayer. Este valor no se alcanzaba en la Comunidad desde el pasado 24 de marzo. Además, a una semana la tasa es de 47,60 casos, tres menos que hace un día. La ocupación de las UCI con pacientes por coronavirus se apuntó un nuevo descenso y se sitúa en el 15,19 por ciento.

En cuanto a la situación sanitaria, en estos momentos hay 123 pacientes con covid en planta, siete menos que ayer, y 67 en las UCIs, ocho menos también que hace 24 horas.

Los brotes activos bajan en nueve también hasta los 235, con 1.357 personas implicadas en alguno de ellos, lo que suponen 45 focos menos que hace una semana y más de trescientos implicados menos en ellos.

Valladolid, con 320 afectados y 54 brotes, es la provincia que más problemas tiene en este apartado.

Las buenas noticias llegan nuevamente de las 27 altas hospitalarias que se han dado y que dejan en 30.300 el total de personas que han superado la enfermedad desde marzo del pasado año.

La positividad global de las pruebas cae al 5,73 por ciento y el porcentaje de trazabilidad se mantiene en el 72,05, mientras que el índice reproductivo básico instantáneo, que revela el promedio de personas que puede contagiar cada infectado, baja al 0,82.

Unos datos que invitan a la esperanza, y de hecho el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, ha asegurado este jueves que de mantenerse esta tendencia, es posible que julio no sea necesario el uso de mascarilla en los espacios externos de la Comunidad, salvo en casos de aglomeraciones.