Empresa Familiar de Castilla y León reclama a las administraciones una gestión inteligente de los fondos europeos para que cubran las necesidades reales

La asociación celera en León su Asamblea General con la participación de un centenar de responsables de compañías familiares de toda la Región

La presidenta de la Asociación de Empresa Familiar de Castilla y León, Rocío Hervella, durante la Asamblea
La presidenta de la Asociación de Empresa Familiar de Castilla y León, Rocío Hervella, durante la AsambleaEFCL

Empresa Familiar de Castilla y León (EFCL) ha reclamado a las administraciones una gestión eficaz de las ayudas directas y de los fondos europeos para que esas partidas lleguen de un modo efectivo a las empresas afectadas por la crisis del coronavirus y puedan hacer frente a sus necesidades.

Así lo ha expresado la presidenta de EFCL, Rocío Hervella, en el transcurso de la Asamblea General de Socios celebrada en León, y que contó con la asistencia de un centenar de responsables de compañías familiares de toda la región, así como del presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y de diferentes autoridades.

A juicio de Hervella, es fundamental un modelo de gestión de esos fondos y ayudas que permita que las cantidades comprometidas lleguen a cubrir las necesidades de todas las empresas, teniendo en cuenta en cada caso sus características.

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, junto a los representantes de Empresa Familiar
El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, junto a los representantes de Empresa FamiliarEFCL

Así, insistió en la necesidad de “una actuación inteligente que, sin dejar a nadie atrás, evite las soluciones fáciles del café para todos, porque no afecta de la misma manera una ayuda genérica a una microempresa que a un grupo empresarial de mediano o gran tamaño, empresas de futuro que son grandes generadoras de empleo y tractoras en su sector”.

Hervella advirtió también del diseño de la aplicación de los Fondos Next Gen que, a su juicio, favorece claramente a las grandes empresas, mientras que las medianas y pequeñas empresas tienen más dificultades por el tamaño de sus proyectos y su modelo de presentación.

“Por eso, demandamos valentía para tomar decisiones justas y efectivas, y no guiadas por la popularidad o impopularidad del momento”, afirmó la presidenta de EFCL, quien explicó que la asociación está trabajando en el diseño de un modelo para ayudar a superar estas dificultades y conseguir los mejores resultados para la sociedad.

En este sentido, Hervella reiteró la disposición de EFCL para seguir dialogando activamente con las administraciones y los representantes políticos para contribuir al desarrollo sostenible de la sociedad, a través del impulso al crecimiento y transformación de las 168 empresas familiares que integran a la asociación, que representan el 20 por ciento del Productor Interior Bruto (PIB) regional y más del 10 por ciento del empleo del sector privado.

Entre las iniciativas impulsadas desde EFCL para alcanzar ese objetivo citó el Plan de Crecimiento Innovador de la Junta de Castilla y León, en cuyo desarrollo colabora la asociación, y la supresión del impuesto de sucesiones y donaciones entre familiares directos, una reivindicación histórica de EFCL que se ha hecho “felizmente realidad” el pasado mes de mayo.

“Gracias a la unión el empuje y la coherencia de todos los socios se ha conseguido poner fin a una injusticia que, durante tantos años, cientos de familias de nuestra Comunidad, y decenas de familias empresarias hemos sufrido”, explicó.

Por último, explicó que la asociación está trabajando para abordar la transformación de las empresas y de la sociedad mediante el impulso a la digitalización, la sostenibilidad y la formación, potenciando especialmente la FP a través del proyecto “Tierra de Saber”, que desarrolla la Fundación EFCL en colaboración con la Consejería de Educación.

“A lo largo de este terrible año de pandemia hemos necesitado adaptarnos a la nueva situación para poder recuperarnos y así afrontar la transformación que nos permita convertirnos rápidamente en empresas de un mañana radicalmente diferente al presente”, concluyó.

Tras la Asamblea General de Socios, los empresarios celebraron una jornada de trabajo centrada en analizar el papel de la empresa familiar en la recuperación económica, en cuya inauguración participaron el presidente de la Junta de Castilla y León; el alcalde de León, José Antonio Díez, y Francisco Javier Martín Calvo, director territorial de Banco Santander, entidad que patrocinó el evento.

A continuación, el presidente de Ecoalf, Javier Goyeneche, y el CEO de Patatas Hijolusa, José Luis Gómez, debatieron sobre sostenibilidad y valores en la empresa familiar, en una mesa redonda moderada por el periodista Ignacio Fernández Sobrino.

La jornada también contó con la participación del cirujano Mario Alonso Puig, quien impartió la ponencia “Transforma tu vida y tu empresa”.