Coronavirus

La Construcción necesita mano de obra cualificada

El sector requiere de al menos 24.000 trabajadores mientras el consejero Suárez-Quiñones llama a a las empresas a aprovechar los fondos europeos para favorecer la recuperación

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, mantiene un encuentro con representantes nacionales y regionales de la Confederación de la Construcción y de la Fundación Laboral de la Construcción
El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, mantiene un encuentro con representantes nacionales y regionales de la Confederación de la Construcción y de la Fundación Laboral de la Construcciónmir_icalAgencia ICAL

Las empresas de la Construcción necesitan mano de obra cualificada que no encuentra y advierten del problema que esto supone de cara al dinero procedente de Europa.

El presidente de la patronal del sector, Javier Vega, estima en 24.000 el número de trabajadores que la Construcción necesitará en los próximos cuatro meses parea poder hacer frente a la demanda y aprovechar al máximo la llegada de estos fondos europeos para la reconstrucción.

“No encontramos profesionales suficientes ni jóvenes dispuestos a formarse”, advertía este lunes Vega, quien alertaba de que Castilla y León no puede permitirse el lujo en estos momentos de perder dinero de Europa por falta de trabajadores cualificados.

El presidente de la Confederación Castellano y Leonesa de la Construcción y de la Fundación Laboral de la Construcción se expresaba de esta forma tras mantener un encuentro con el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Súárez-Quiñones, a quien pedía su apoyo así como a sindicatos para colaborar en la formación y poner en valor a un sector “denostado” cuando se trata de una actividad con gran capacidad de generar empleo.

El consejero, por su parte, recordaba que su departamento será uno de los que más ayudas de Europa recibirá -de momento ya tiene asignados 200 millones de euros para políticas de vivienda, rehabilitación y construcción, y llamaba a las empresas a no desaprovechar la oportunidad que se abre con estos fondos de resiliencia.

Suárez-Quiñones admitía que tanto la crisis de 2007 como la pandemia han provocado la desaparición de empresas del sector en la Comunidad, por lo que ahora es necesario recuperar este tejido productivo perdido y ahondar en la formación de los trabajadores.

En este sentido, explicaba que el Gobierno regional trabaja en este objetivo desde la pasada legislatura a través de la FP dual y con fondos para la formación, además de las subvenciones que otorga a la Fundación Laboral de la Construcción de Castilla y León.

“Queremos impulsar la recuperación económica desde la base de la modernización y la transformación de Castilla y León, un reto que pivotará en el sector de la construcción”, aseguraba, contundente, el consejero, quien llamaba a poner entre todos la máxima ocupación y preocupación, dado que los fondos europeos son una opción de futuro para España y para Castilla y León.

También participaba en este encuentro, Pedro Fernández, presidente de la Confederación Nacional de la Construcción, quien defendía a un sector que no es solo “carretilla y ladrillos”, sino también “modernidad y sostenibilidad”, mientras denunciaba la “desproporcionada subida” del precio de los materiales de construcción, algo que pone en peligro el desarrollo de algunos proyectos, incluso los que están en marcha.

Además, reclamaba al Gobierno de Pedro Sánchez a que mantenga el contrato fijo de obra dentro de su objetivo de reducir la contratación temporal, dado que se trata de una figura pactada entre sindicatos y empresarios que aporta estabilidad en el sector.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, durante la entrega de los premios Construcción Sostenible
El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, durante la entrega de los premios Construcción SostenibleWellington Dos Santos PereiraAgencia ICAL

Premios Construcción Sostenible

Por otro lado, antes de la reunión, el consejero presidía la entrega de los Premios Construcción Sostenible de Castilla y León a proyectos relacionados con la salud y el bienestar de las personas con los que han sido reconocidas 18 iniciativas. Allí, durante su intervención.

Unos galardones prestigiosos que han reconocido, entre otros, la reforma de un edificio residencial en Aguilar de Campoo (Palencia), una vivienda fortaleza y una residencia de ancianos en Camarzana de Tera (Zamora) y una casa en la Ribera del Duero, en San Esteban de Gormaz (Soria);.

Igualmente, también han sido merecedores de reconocimiento un espacio joven en la zona norte de Valladolid y el hospital oncológico de día en Aranda de Duero (Burgos) y la rehabilitación sostenible para hotel rural con restaurante en Santa María de Redondo (Palencia).

En categorías especiales han sido premiados Workshop Cardboard Project, de Valladolid, por trabajos de investigación e innovación tecnológica, y para el el Centro Tecnológico Cartif, de Valladolid, por la proyección exterior de Castilla y León.

Durante su intervención, el consejero llamaba también a aprovechar el dinero de Europa para poner en marcha programas de rehabilitación energética de entornos residenciales y recordaba que en los próximos años se prevén reforzar las actuaciones de sostenibilidad energética del parque edificado, tanto de titularidad pública como privada.

En este sentido, Suárez-Quiñones apuntaba que ya se han iniciado actuaciones para la rehabilitación energética del parque público que superarán los 30 millones de euros en los próximos tres años, en el marco de los fondos europeos React-UE, y apuntaba que la política de regeneración y renovación urbana ha supuesto la puesta en marcha de 95 áreas de regeneración con una inversión total de 309,5 millones de euros y que las ayudas a la rehabilitación han llegado a los 28 millones de euros, con intervenciones en 11.000 viviendas.

“La pandemia del coronavirus ha puesto de manifiesto la importancia de la construcción sostenible, tanto en la edificación pública como en la privada, con factores a tener en cuenta como la ventilación, la utilización de materiales saludables, el cuidado de la iluminación y la búsqueda de una temperatura óptima”, aseguraba.