Suárez-Quiñones sobre el peaje en autovías: “De ninguna de las maneras”

El consejero de Fomento de Castilla y León asegura que es un impuesto “injusto” que perjudica a los más débiles y defiende un mayor esfuerzo presupuestario para conservar las carreteras

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones
El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-QuiñonesCAMPILLOAgencia ICAL

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, al igual que la mayor parte de los ciudadanos, reniega de la posibilidad de que haya que pagar por circular en autovías, como tiene en mente el Gobierno de España en el futuro, o al menos lo está estudiando.

Una medida polémica y, sobre todo, controvertida e impopular, que sigue generando debate social y máxime en estos momentos cuando el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha anunciado que va a bajar el IVA de la factura de la luz del 21 al 10 por ciento, lo que supondrá menores ingresos a las arcas del Estado, por lo que deberá de buscar otras fórmulas que permitan ingresar más para seguir pagando el estado del bienestar.

Pero la hipotética implantación de un peaje en las autovías no es algo que guste demasiado en el Gobierno de Fernández Mañueco. “De ninguna de las maneras”, ha dicho este martes el consejero al ser preguntado por este asunto durante su participación en el Executive Forum que se celebra en Valladolid sobre la contribución de Castilla y León a la sostenibilidad. Allí, Suárez-Quiñones ha dejado clara la postura de la Junta al respecto al afirmar, contundente, que la Comunidad “está totalmente en contra” de esta medida.

A su juicio, se trata de un impuesto “injusto” que perjudicará a los más débiles y en un momento como el actual, que no es el mejor para gravar los bolsillos maltrechos de los ciudadanos cuando España afronta una complicada recuperación por la pandemia del coronavirus.

El consejero tiene claro que en las actuales circunstancias lo menos indicado es “crujir” a impuestos a la ciudadanía y apostar por ayudar más a las economías que están en problemas. Y respecto a las carreteras, considera que su conservación corresponde a las administraciones y que esas inversiones deben llegar de los Presupuestos, ya sean del Estado, autonómicos y locales y provinciales.

En este sentido, Suárez-Quiñones, que reconocía en su intervención que desde la Junta no se ha dedicado lo suficiente en esta materia en los últimos años debido, decía, a que se han centrado más en la Sanidad, los Servicios Sociales y la Educación, defiende un mayor esfuerzo por parte de las administraciones en el mantenimiento de las carreteras y con cargo a los presupuestos de cada institución, ya que es algo que no ha de ser financiado por la Europa de la Unión.

Riqueza ambiental

Por otro lado, durante su intervención el consejero ponía en valor la riqueza ambiental de Castilla y León, con más de 2,8 millones de hectáreas en la red Natura 2000, y más de medio centenar de reservas de la Biosfera así como 33 espacios protegidos. También reafirmaba la apuesta de la Junta por la recuperación de ecosistemas centrado en especies como el oso, el lince o el urogallo, además de la reforestación emprendida con 15.000 hectáreas durante esta legislatura y más de 20 millones de árboles plantados en ellas.

Por todo ello, Suárez-Quiñones aseguraba que Castilla y León ha de ser una región volcada con su medio rural y comprometida con su medio ambiente, con la modernidad y la calidad de vida.

También se comprometía a llevar la banda ancha, con al menos 30 megas, al cien por cien del territorio durante este mandato y pedía al Gobierno de España mayor agilidad y transparencia en el reparto de los “necesarios” y “urgentes” fondos europeos tienen que llegar.