Valladolid multará en 2023 a vehículos sin «etiqueta» medioambiental

El Ayuntamiento presenta su Plan de Mejora para la Calidad del Aire

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, y la concejala de Medio Ambiente, María Sánchez, presentan el Plan de Calidad del Aire
El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, y la concejala de Medio Ambiente, María Sánchez, presentan el Plan de Calidad del Aire FOTO: carlos arranz Agencia ICAL

El Ayuntamiento de Valladolid empezará a sancionar a partir del 2023 a todos aquellos vehículos que circulen por la «almendra» central de la capital y vayan sin etiqueta «eco», al suponer un 50 por ciento de las emisiones contaminantes del tráfico rodado. Así lo han anunciado el alcalde, Óscar Puente y la concejala de Medio Ambiente, María Sánchez, que señalaron también que a partir del 2025 no podrán circular los que tengan etiqueta B y ya para 2030 sólo lo harán los «Eco» y «Cero».

Tras la aprobación de este plan y hasta su entrada en vigor, a partir del mes de octubre se desplegarán sensores de medición de contaminación por la zona y se solicitará la colaboración ciudadana a partir del 1 de enero de 2022. Además se pretende instalar cámaras de vigilancia y se proyectarán obras estructurales con el fin de conseguir “espacios amables”, recorridos paseables y campañas de fomento del comercio.

Según María Sánchez, “Valladolid se prepara para cumplir la legislación, no nos engañemos, quien mire para otro lado llegará tarde y mal. Nos jugamos cuidar y proteger la salud de los vecinos y vecinas de Valladolid”.

Puente y Sánchez presentaron el Plan de Mejora de la Calidad del Aire con el fin de aprovechar mejor el espacio público para «pasear, jugar. el comercio y la cultura». “Valladolid es una ciudad comprometida con el aire y creo que es de justicia poner en valor los importantes esfuerzos que hemos realizado en los últimos años para abordar el problema de la emisión de contaminantes a la atmósfera”, indicaba Puente.

El Plan de Emergencia de la contaminación ha sido activado en cuatro años en 67 ocasiones, en las cuales ha habido que tomar catorce medidas restrictivas debido a la situación dos.

Un Plan que contempla además de la normativa de referencia, un diagnóstico con un inventario de emisiones y contempla medidas que pretenden mejorar la calidad del aire con el objetivo de llegar a cumplir con los valores recomendados por la OMS. “Hay que estar preparados y trabajar durante este mandato en este sentido. Más de 200 ciudades europeas ya las han puesto en marcha”, subrayaba Sánchez.

El calendario a seguir para la aprobación de estas medidas es que esté aprobado el 7 de julio en Junta de Gobierno, dos semanas después en comisión y el 27 de julio, la aprobación inicial del plan, en el Pleno. Habrá dos meses de exposición pública, con el fin de asegurar la participación ciudadana y se mantendrán encuentros con asociaciones de comercio, hostelería, entidades ciudadanas y alegantes.