Coronavirus

Igea pide sancionar al procurador socialista José Francisco Martín por llamar “payaso” al popular De la Hoz

El vicepresidente de Castilla y León cree que la Mesa del Parlamento debería actuar y llama al PSOE a retirarle de su puesto en el órgano de control junto a Ana Sánchez “porque no están capacitados”

Los socialistas Ana Sánchez y José Francisco Martín
Los socialistas Ana Sánchez y José Francisco Martín FOTO: mir_ical Ical

El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, se encuentra profundamente molesto por el comportamiento de un procurador del PSOE, José Francisco Martín, portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Socialista en la Cámara, durante el debate parlamentario celebrado el pasado miércoles, en el que estando su micrófono abierto llamó “payaso” desde su escaño en la Mesa de las Cortes, donde es secretario primero, al portavoz popular, Raúl de la Hoz, que en ese momento estaba defendiendo la posición de su partido en una iniciativa sobre la liquidación del IVA de 2017 que aún no ha devuelto al Gobierno de España a Castilla y León.

Un insulto que provocó también la inmediata reacción del dirigente popular, quien, girándose hacia el socialista, le espetó que no podía admitir que un miembro de la Mesa de las Cortes se dirigiera a él en esos términos para después instarle a abandonar ese asiento en el órgano de control del Parlamento “si no es capaz de estar callado” para dirigirse a la bancada socialista “a gritar con su compañeros”.

Ante este hecho, primero en un tuit, donde mostraba los hechos y, por ende, el nivel del PSOE y exigía sanciones, y después en rueda de prensa este jueves, el vicepresidente de la Junta denunciaba la ocurrido y pedía a la Mesa de las Cortes que sancione “con severidad” a Martín, pero, además, reclamaba al partido del puño y la rosa que le retire de su puesto en la Mesa, al igual que a la vicepresidenta segunda, Ana Sánchez, que no hace mucho fue expulsada también de una sesión plenaria, concretamente la del 14 de abril, tras ser llamada al orden tres veces como manda el reglamento de la Cámara.

Una expulsión vino precedida de un comentario de la consejera de Sanidad, Verónica Casado, tras ser preguntada por la socialista Patricia Gómez, en el que dijo, en relación a la tensión que se estaba viviendo en los debates, que hacían falta dosis de “ansiolíticos” para tratar a sus señorías ante el camino que había tomado la sesión. La reacción de la parlamentaria fue también subida de tono, acusando a la consejera de Sanidad -en el uso de la palabra en ese momento- de falta de respeto y reprochándole a Fuentes su expulsión golpeándole con el dedo índice en el hombro y quejándose de que no se hiciera lo propio con la consejera mientras se marchaba entre aplausos de la bancada socialista.

Si el PSOE fuera sensato retiraría a estos dos personajes de sus puestos”, decía este jueves Igea tras el Consejo de Gobierno

El también consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior explicaba que son los que están en la Mesa de las Cortes las personas encargadas de llamar al orden cuando el comportamiento de los procuradores en el hemiciclo no es el adecuado para velar por la dignidad del Parlamento regional, por el cumplimiento de las normas y por el respeto, y no al contario como ocurre con los dos dirigentes socialistas que, según Igea, se saltan las normas cuando quieren.

“Es el mundo al revés”, lamentaba Igea mientras recordaba también que estos dos procuradores perciben al año 94.000 euros por desempeñar unas funciones para las que no están capacitados porque no las están cumpliendo.