La Junta ultima un Plan Estratégico para la Industria Agroalimentaria

El consejero Jesús Julio Carnero afirma que “vamos a generar nuevos empleos y más oportunidades para generar proyectos de vida de futuro”

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, asiste a la Junta Directiva de Vitartis, junto a Pedro Ruiz y a Beatriz Escudero
El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, asiste a la Junta Directiva de Vitartis, junto a Pedro Ruiz y a Beatriz Escudero FOTO: César Sánchez/Ical Agencia ICAL

A finales de este año, la Junta tiene intención de presentar un Plan Estratégico para la Industria Agroalimentaria, un proyecto, que como ha explicado el consejero de Agricultura y Ganadería, Jesús Julio Carnero, tiene como ejes principales la sostenibilidad, la internacionalización o la investigación y el desarrollo. «Vamos a generar nuevos empleos y más oportunidades orientados a la generación de verdaderos proyectos de vida de futuro», explicaba el consejero al asistir a la Junta directiva de Vitartis celebrada en la localidad berciana de Camponayara.

Otros de los retos que se persigue con este Plan es reforzar la cadena alimentaria, aumentar la productividad, mejorar la producción o el uso eficiente de las materias primas, y para ello será imprescindible la colaboración e interconexión entre los actores de la cadena alimentaria, además de apostar por la transferencia tecnológica y la innovación.

Carnero ha destacado el «papel relevante» en la actualidad de la industria agroalimentaria como «sector estratégico», debido a su peso en el conjunto del sector industrial como por su fuerte vinculación con el medio rural y con el sector primario. Carnero explicó que la cifra de negocio de las más de 3.000 empresas que integran el sector cuentan con una cifra global de negocio de más de 10.000 millones de euros que dan empleo a 40.000 personas, y en los últimos años las exportaciones han aumentado más de un 30 por ciento. En lo que va de año la cifra crece un 14 por ciento en relación al mismo periodo de 2020.

Por su parte, el presidente de Vitartis, Pedro Ruiz, ha valorado el compromiso de la Consejería con el sector que en los próximos años deberá afrontar «grandes retos» en ámbitos como la sostenibilidad, la productividad o la responsabilidad. La delegada de Pharmadus, Beatriz Escudero ha destacado que «la colaboración entre territorios es fundamental de la Comunidad».

Nueva PAC

Por otra parte, Jesús Julio Carnero, celebró el acuerdo alcanzado por los ministros de Agricultura de la Unión Europea para la puesta en marcha del nuevo modelo de Política Agraria Común (PAC), dotado con 378.500 millones de euros. “Por fin tenemos un acuerdo”, valoró Carnero, que lamentó que los años de negociaciones hayan supuesto “demasiada incertidumbre” para el sector.

El consejero señaló que uno de los puntos positivos del acuerdo es que da autonomía a los estados miembros para definir las condiciones de este programa de ayudas. “Tenemos que construir nuestra propia PAC”, aseguró Carnero, que confió en contar con representantes del sector para diseñar el nuevo modelo, que se pretende presentar a finales de año para permitir su entrada en vigor de cara al año 2023.

Entre los aspectos negativos del nuevo acuerdo, el consejero lamentó que no incluya las “debidas compensaciones” a los agricultores y ganaderos para recompensar su “esfuerzo complementario” a la hora de alcanzar las nuevas exigencias medioambientales.

Por lo que respecta a la modernización de los regadíos y la concentración parcelaria del Canal Bajo del Bierzo, Carnero avanzó que la previsión pasa por aprobar en verano los estudios previos de un proyecto que cuenta con 42 millones de presupuesto para actuar sobre una superficie total de 2.500 hectáreas. Si los plazos se cumplen, durante el primer trimestre del año próximo podría declararse la utilidad pública del proyecto y su urgente ejecución para dar inicio a las obras.