Mariano Fazio presenta en Valladolid “Contracorriente...hacia la libertad”

Los poetas Fermín Herrero y Jesús Fonseca destacan las “sabias palabras” de este humanista universal, vicario auxiliar de la prelatura del Opus Dei

El vicario auxiliar de la Prelatura del Opus Dei, Mariano Fazio, presenta en Valladolid su último libro "Contracorriente... hacia la libertad'". Junto a Fermín Herrero y Jesús Fonseca
El vicario auxiliar de la Prelatura del Opus Dei, Mariano Fazio, presenta en Valladolid su último libro "Contracorriente... hacia la libertad'". Junto a Fermín Herrero y Jesús Fonsecamir_icalAgencia ICAL

El Palacio Real de Valladolid acogió la presentación de la última obra del vicario auxiliar de la Prelatura del Opus Dei, Mariano Fazio, «Contracorriente... hacia la libertad», que contó como maestros de ceremonias de los poetas Jesús Fonseca y Fermín Herrero, quien destacó sus escritos «implicados en buscarle arraigo religioso al saber de nuestro tiempo y en preservar la racionalidad de la fe en Dios».

Durante su presentación, Herrero señalaba que Fanzio “ha emprendido una verdadera cruzada en pos de la rehumanización del pensamiento occidental a partir de eslabones perdidos, o al menos postergados por el existencialismo y otras filosofías e ideologías dominantes”.

El poeta Fermín Herrero junto al vicario de la Prelatura del Opus Dei, Mariano Fazio FOTO: La Razón

El poeta soriano destacaba que Fazio “se ha echado a las espaldas esa tarea rehumanizadora desde las raíces cristianas de nuestra civilización” y que su labor “es tan más importante por cuanto en España, en el ámbito del español, no existe una tradición de literatura arraigada, de ascendencia cristina”, y destacaba sus certeras reflexiones de cómo “se desarrolla la trama de la historia real de la humanidad: esa que se basa en el designio providencial de Dios y en la correspondencia de la libertad humana a esos planes amorosos de Dios”.

Por su parte, el poeta y periodista Jesús Fonseca, destacaba que “Fazio sabe decir, sin ofender o excluir _ y de forma muy cervantina_ , hacia donde caminamos como sociedad y como individuos y el coste humano de transitar por atajos. La naturalidad de la fe; la vida como una aventura fecunda, frente a nihilismos de todo tipo, medulan la obra de este escritor”.

“Si algo queda claro en estas páginas, es hasta qué punto la corriente cultural dominante, lo políticamente correcto, somete nuestra libertad interior a exigencias despóticas que nos imponen las pequeñas y grandes cosas del vivir no como en realidad son, sino como conviene que sean”, indicaba Fonseca.