Una tarta de 800 velas para celebrar el octavo centenario de la Catedral de Burgos

La alta incidencia en la ciudad impide el reparto de 8.000 porciones entre la sociedad burgalesa

La Catedral de Burgos celebra su VIII Centenario con una tarta de 800 velas.
La Catedral de Burgos celebra su VIII Centenario con una tarta de 800 velas.Ricardo Ord��ezAgencia ICAL

La Catedral de Burgos sopló las velas de su 800 cumpleaños con una tarta de grandes proporciones colocada en la plaza de Santa María, frente a la entrada principal del templo, e iluminada por 800 velas. Un total de 80 niños fueron los encargados de colocar las velas en el pastel, que se ideó para ser repartido entre la sociedad burgalesa, pero que sin embargo, dada la actual situación epidemiológica obligó a cancelar este reparto de tarta.

El Ayuntamiento de Burgos anunció esta mañana la decisión de no autorizar el reparto de tarta entre la ciudadanía burgalesa, de acuerdo a las últimas medidas sanitarias ante el aumento de contagios en la Comunidad. Para evitar aglomeraciones, la Policía Local cerró esta tarde el acceso a la plaza de Santa María.

La Catedral de Burgos celebra su VIII Centenario con una tarta de 800 velas
La Catedral de Burgos celebra su VIII Centenario con una tarta de 800 velasRicardo Ordóñez/IcalAgencia ICAL

Los asistentes al evento encendieron las 800 velas y cantaron el ‘Cumpleaños feliz’ al templo burgalés, acompañados de la mascota del VIII Centenario, el Papamoscas, que ayudó al arzobispo de Burgos y presidente de la Fundación VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021, Mario Iceta, a cortar de manera simbólica esta enorme tarta.

Y un recital de los Niños Cantores de Viena en el altar mayor de la Catedral de Burgos, conmemoró hoy el VIII centenario de la Seo. El evento estuvo dirigido por Jimmy Chiang, que acompañó al piano a la treintena de cantantes que interpretaron un variado repertorio con obras de Pergolesi, Monteverdi, Haydn, Tomás Luis de Victoria, Mozart, Schubert, Rossini o Schumann, entre otros.

Los Niños Cantores de Viena ofrecen un recital en el altar mayor de la Seo dentro de los actos de conmemoración del VIII Centenario del templo.
Los Niños Cantores de Viena ofrecen un recital en el altar mayor de la Seo dentro de los actos de conmemoración del VIII Centenario del templo.Ricardo Ordóñez/IcalAgencia ICAL

La Catedral de Burgos celebró ayer, 20 de julio, la colocación de su primera piedra hace 800 años. Un evento que reunió en la plaza del Rey San Fernando a los gigantillos y gigantones, peñas y miembros del folclore burgalés, autoridades regionales y locales, y celebró durante dos días con fuegos artificiales y una iluminación especial de la fachada del templo este aniversario tan especial.

Dentro de los actos de conmemoración de este 800 cumpleaños, los Niños Cantores de Viena también quisieron dejar su granito de arena, y ofrecieron un recital cuyas entradas se agotaron poco después de salir a la venta. En la actualidad los Niños Cantores de Viena está formado por cien cantantes de edades comprendidas entre los nueve y catorce años, divididos en cuatro coros. Cada uno de ellos pasa diez semanas al año de gira. Entre todos interpretan unos 300 conciertos cada año, a los que acuden más de medio millón de espectadores de todo el mundo. Desde 1924, 2.528 coristas han cantado en más de 1.000 giras por 98 países.