Coronavirus

Pymes: prioridad absoluta

La consejera Carlota Amigo reafirma su apuesta por favorecer su crecimiento, modernización y competitividad en Castilla y León de la mano de los fondos europeos

La consejera de Empleo e Industria, Ana Carlota Amigo, preside la reunión con los representantes de las pymes de España
La consejera de Empleo e Industria, Ana Carlota Amigo, preside la reunión con los representantes de las pymes de EspañaJcylLa Razón

Las pequeñas y medianas empresas (Pymes) de la Comunidad son las que peor lo están pasando en esta crisis sanitaria del coronavirus, especialmente las que se dedican al turismo, al comercio y la hostelería, debido a las numerosas restricciones a las que se han visto obligados a cumplir y que han mermado sus ingresos.

Desde el Gobierno autonómico se está intentando ayudar a estas pymes en distintas líneas existentes, como la que actualmente está en curso hasta el próximo 20 de agosto de entre 3.000 y 8.000 euros convocadas por la Dirección General de Economía Social y Autónomos, para las empresas y autónomos del ocio nocturno y otros sectores como el comercial, industrial o de servicios profesionales que se han visto afectados por la pandemia. Objetivo: mantener y consolidar el autoempleo apoyando a las personas trabajadoras por cuenta propia para minimizar el impacto de la crisis de la covid y lograr que se produzca lo antes posible una reactivación de la economía de la Comunidad y un fortalecimiento de las políticas de desarrollo económico y el empleo. Los únicos requisitos de la convocatoria es estar al corriente de los pagos a la Seguridad Social y las obligaciones tributarias del Estado, además de la obligación de mantener durante seis meses el negocio abierto desde la concesión de la ayuda.

La consejera de Empleo e Industria, Ana Carlota Amigo, acompañada del viceconsejero de Empleo y Diálogo Social, David Martin, se ha reunido este martes que termina con el coordinador de la Confederación Nacional de Pymes (Conpymes), José Manuel De Pablos, para analizar la situación económica y laboral actual, así como las políticas que está desarrollando la Junta de Castilla y León para apoyar a pymes y autónomos, pero también para que la consejera conozca el proyecto y el documento marco de la organización en Castilla y León.

Carlota Amigo recordaba que los autónomos y pymes constituyen más del 98por ciento del tejido empresarial en Castilla y León y ha señalado que buena parte de las ayudas económicas establecidas por la Consejería para paliar las consecuencias económicas de la pandemia e incentivar la recuperación económica han estado dirigidas precisamente a los autónomos y las pequeñas y medianas empresas.

La consejera trasladaba a De Pablos el compromiso firme de la Junta para con las pymes y los autónomos y aseguraba, contundente, que son una prioridad para la Comunidad, y defendía la necesidad de apostar por el crecimiento de las pymes de Castilla y León, así como por su modernización y competitividad. Objetivos que, recordaba Amigo, cuentan con el apoyo de la Junta de Castilla y León a través de numerosos programas y a los que deben orientarse los fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia de la Unión Europea.

En este sentido, la consejera insistía en que estos fondos deben llegar también a las pymes de la comunidad para afrontar su modernización, su redimensionamiento y su transformación digital y ecológica.

En la Comunidad Autónoma forman parte de la confederación de pymes y autónomos, además de CES y CEL, otras organizaciones de ámbito nacional con una importante presencia en Castilla Y León, tales como COAG, AMPIER o FENADISMER entre otras.