La Guardia Civil interviene carabinas, cepos y veneno para la caza furtiva en Valladolid

Dentro de la Operación “Antitox”, el Seprona ha inspeccionado varias explotaciones agrícolas de la provincia en las que se ha aprehendido de estas armas y artes prohibidas

Aprehenden armas y artes prohibidas de caza en explotaciones agrícolas
Aprehenden armas y artes prohibidas de caza en explotaciones agrícolasGuardia CivilGuardia Civil/FE

Golpe de la Guardia Civil contra la caza furtiva es que agentes del Seprona, dentro de la “Operación Antitox”, ha intervenido en la provincia de Valladolid varias armas y artes prohibidas de caza en explotaciones agrícolas.

Fruto de la investigación llevada a cabo en esta operación, diseñada para luchar contra el empleo de veneno y otros medios no selectivos de caza en el medio natural y proteger las especies y la biodiversidad, el Equipo de Seprona inspeccionó varias explotaciones agrícolas y, en cuatro de ellas aprehendió tres armas (carabinas), tres artes de caza prohibidas (cepos), y detectó once infracciones por incumplimientos al Real Decreto 137/1993, de 29 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de Armas.

El Equipo del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Comandancia de la Guardia Civil de Valladolid, tramita las correspondientes denuncias administrativas ante las diferentes Administraciones implicadas en la materia.

Las sanciones por este tipo de infracciones son las siguientes abarcan la Ley 42/2007, de 13 de diciembre del Patrimonio Natural y Biodiversidad, con infracciones leves y con multas de 500 a 5.000 euros.

También contravienen el Real Decreto 137/1993, de 29 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de Armas, con infracciones de hasta 300,51 euros.