Caleruega (Burgos) celebra el VIII centenario de la muerte de Santo Domingo de Guzmán con una exposición sobre sus orígenes

La muestra, ubicada en el Real Monasterio de las Madres Dominicas, podrá verse hasta el 14 de noviembre

Inauguración de la exposición en Caleruega (Burgos)
Inauguración de la exposición en Caleruega (Burgos)Fundación Catedral de Burgos

El Real Monasterio de Madres Dominicas, situado en la localidad burgalesa de Caleruega, acogió la inauguración de la exposición “Domingo de Guzmán. Los orígenes de un santo universal”, que podrá verse hasta el próximo 14 de noviembre. La muestra se enmarca dentro del octavo centenario del fallecimiento del fundador de la Orden de Predicadores, que murió el 6 de agosto de 1221.

La exposición está organizada por la Fundación VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021 y la Fundación Siglo para el Turismo y las Artes de Castilla y León, y cuenta con medio centenar de piezas procedentes de conventos de toda España.

El acto de inauguración contó con la presencia del viceconsejero de Cultura de la Junta de Castilla y León, Raúl Fernández Sobrino, la alcaldesa de Caleruega, Lidia Arribas, el vicepresidente de la Diputación Provincial de Burgos, Lorenzo Rodríguez, la directora general de la Fundación VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021, Piluca Gil, el delegado de Patrimonio de la diócesis de Burgos, Juan Álvarez Quevedo, los comisarios de la exposición, René Payo y Fray Iván Calvo; así como la priora del monasterio de las Madres Dominicas.

La muestra se divide en seis capítulos que narran los principales hitos de la vida del santo, especialmente durante su primera etapa en Castilla. Un primer capítulo titulado “Entre caballeros, damas y monjes”, que se centra en el contexto en que nació Santo Domingo, en el siglo XIII, con obras que recuerdan el ambiente bélico, pero también el monacal de la época, así como el papel de su madre, la beata Juana de Aza.

“Buscar la verdad, vivir con misericordia”, es el segundo capítulo, en el que se nos muestra la vida de Domingo en Gumiel de Izán, donde se fue conformando su espiritualidad centrada en la encarnación, la pasión y la devoción a María. Un cuadro del monasterio de Porta Coeli (Valladolid), expuesto por primera vez, relata la estancia de Domingo por Palencia durante su etapa de estudiante, donde mostró su misericordia dando de comer a los necesitados.

La tercera parte de esta muestra se centra en su “Vida apostólica”, con imágenes que recuerdan su paso por Osma, donde quiso imitar la vida de los apóstoles y tomó el hábito como canónigo regular en la catedral. Destacan las dos tablas del siglo XV de la catedral de El Burgo de Osma, que representan a San Agustín y a Santo Domingo, imagen de la exposición.

“El viaje que le cambió la vida”, es el cuarto capítulo, en el que se muestra cómo cambió la vida de este santo al conocer en el sur de Francia la realidad del catarismo. Así logró asentarse en la oración y el estudio. De este capítulo destaca especialmente la talla de Santo Domingo penitente, procedente de Jerez de la Frontera.

El quinto capítulo, “Una Orden al servicio de la humanidad”, está dedicado a la fundación de la Orden de Predicadores, en 1216, de la mano de Honorio III, y a sus frailes, que se extendieron por toda Europa. Y el ciclo se cierra con “Os seré más útil desde el cielo”, donde se exponen juntas, por primera vez, las principales reliquias de Santo Domingo en España. Destaca entre ellas la túnica del santo, descubierta recientemente en el monasterio de las Huelgas Reales de Valladolid.

Durante la presentación pusieron de manifiesto la importancia de una pieza que puede verse en el primer capítulo de la muestra, y que representa la pila en la que recibió las aguas bautismales Santo Domingo de Guzmán en el año 1170. En 1605, el duque de Lerma mandó llevarla a la iglesia conventual de San Pablo de Valladolid para bautizar al hijo de Felipe III (futuro Felipe IV).

De ahí se trasladó posteriormente a Madrid y fue depositada en el monasterio de Santo Domingo el Real, donde, desde entonces, es venerada por las madres dominicas, y de cuyo monasterio nunca antes ha salido para ser expuesta públicamente. En ella se han bautizado reyes e infantes nacidos en España, desde Felipe IV a Felipe VI. Las últimas bautizadas fueron Leonor de Borbón, princesa de Asturias, y la infanta Sofía.

El Real Monasterio de Santo Domingo de Caleruega, sede de la exposición, fue fundado en 1270, cuando el rey Alfonso X lo inauguró para que una comunidad de monjas dominicas custodiara el lugar de nacimiento de Santo Domingo. La muestra está instalada en el claustro, cuya primera galería es del siglo XIII, y que ofrece una rica colección de capiteles pareados, con ricos motivos ornamentales. La exposición podrá visitarse hasta el 14 de noviembre, de miércoles a domingos, con entrada gratuita y con visitas guiadas previa inscripción en la Oficina de Turismo de Caleruega.

Ciclo de conciertos

Asimismo, dentro de las actividades programadas para conmemorar los 800 años de la muerte de Santo Domingo de Guzmán, el sábado 7 comenzará en Caleruega un ciclo de conciertos. En total serán cinco recitales organizados por el Ayuntamiento de Caleruega y la Comisión del Jubileo de Santo Domingo, con la colaboración de la Fundación VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021.

El concierto inaugural correrá a cargo de Carrión Folk, en la plaza de San Sebastián, el sábado 7, a las 21 horas. Ya en septiembre, la iglesia de las madres dominicas acogerá al grupo vocal Coda (sábado 11, a las 19.30 horas) y a la soprano Montserrat Martí Caballé (domingo 12, a las 19.30 horas). En octubre, el sábado 2, el Hotel Prado de las Merinas albergará a la formación Venezolada, dirigida por Omar Acosta, y al día siguiente, domingo 3, a las 13 horas, la iglesia de las madres dominicas será la sede de un concierto barroco de flauta travesera.