El domingo 15 de agosto comienza una media veda de caza “esperanzadora” en capturas pero con “inquietud” por la nueva Ley

La captura de la codorniz, urraca, corneja, conejo y zorro se fija hasta el 19 de septiembre y las palomas torcaz y bravía desde el 26 de agosto, mientras que la tórtola este año no se puede cazar

Un cazador de la localidad vallisoletana de Medina de Rioseco
Un cazador de la localidad vallisoletana de Medina de Riosecomir_ical

Los cazadores de Castilla y León comenzará el próximo domingo 15 de agosto la tradicional media veda que pone el punto inicial a mediados de agosto. Este año llega “esperazador” en capturas pero con “inquietud” del sector por la correcta aplicación de la nueva Ley de Caza, aprobada recientemente y que “condiciona sin duda el primer período hábil”, tal y como advirtió la Federación de Caza de Castilla y León.

Las novedosas disposiciones que establece generan “intranquilidad y, en algún caso, confusión entre los titulares de cotos y cazadores en general, más quizás por desconocimiento o mala interpretación de la norma que por lo que en realidad pueda suponer una vez sea conocida y normalizada por todos”. Esta circunstancia ha empujado al ente federativo a informar y ayudar al colectivo en este último mes, para poner a disposición de los cazadores las herramientas necesarias para que, a partir de este domingo, “todo pueda desarrollarse con normalidad”.

En este sentido, llamó la atención de que a través de las redes sociales y de mensajería han circulado distintas informaciones, modelos de documentos, calendarios, etc, “que en muchos casos han contribuido más a confundir que a informar”.

El punto más relevante que recordó la Federación es el relativo a fechas y cupos. Así, desde el 15 de agosto hasta el 19 de septiembre se puede cazar la codorniz (25 ejemplares por persona y jornada), urraca, corneja, conejo y zorro; y desde el 26 de agosto (primer día hábil) hasta el 19 septiembre, la paloma torcaz y la bravía. La tórtola este año no se puede cazar.

El organismo también recordó que aunque la norma reduce la documentación que debe portar el cazador durante la acción, como novedad debe portar una autorización del titular o arrendatario, firmada también por el cazador, “haciendo constar que este último conoce las condiciones para cazar conforme al plan cinegético y figurando al menos en la autorización las especies, modalidades de caza, cupos diarios y número de jornadas de caza objeto de autorización”. Al respecto, la Junta de Castilla y León publicó ayer, precisamente, un modelo normalizado para esta media veda, algo que la Federación ya elaboró uno hace unas semanas. En todo caso, aseguró que cualquiera que cumpla con los requisitos anteriores es válido.

Sobre el control de capturas, a día de hoy la Consejería de Fomento y Medio ambiente no ha facilitado la plantilla, aplicación o modelo de recogida que establece la Ley y “no lo va a hacer para esta media veda, por lo que aún no se puede considerar obligatorio cumplir con este requisito de la Ley”. No obstante, la Federación recomendó a los cazadores que, según establece el artículo 65, anoten sus capturas de cada jornada y las entreguen al gestor del coto cada 15 días. No es necesario que este control lo realicen durante la jornada de caza sino que lo pueden hacer tranquilamente en cualquier momento tras su finalización.

La Ley establece también la prohibición general de cazar tres días seguidos sobre la misma especie salvo excepciones recogidas en el Plan Cinegético. Los cotos tendrán que excluir al menos uno de los días que en esta media veda coincide esta circunstancia, entre el 15, 16 y 17 de agosto.

Desde el punto de vista puramente cinegético, la temporada se prevé “esperanzadora”. La entrada de codorniz ha sido buena y las condiciones para su reproducción han sido excelentes por la humedad y cosecha, a lo que se suma el fuerte calor que se espera en estos días previos a la apertura, que producirán movilidad en la especie.

La Federación desarrolla en la actualidad, a nivel nacional, el proyecto ‘COTURNIX’, sobre seguimiento y reproducción de la especie. El estudio está financiado por la mutua de los cazadores Mutuasport, gracias a los ingresos de los federados asegurados en la mutua. Se trata de conservar la especie con un aprovechamiento sostenible.

Cada cazador puede aportar información sobre su jornada de caza y otorgar un dato que se convierte en “científico” a través de una muestra biológica que aporta con las fichas-bolsas de la codorniz”, de las que dispone la propia Federación. Para las palomas, la temporada también se espera “muy buena”.

Para concluir, el ente recomendó “tener cuidado” con los perros en días de calor y mantenerlos controlados para evitar problemas con las polladas de perdiz; extremar la prudencia en el manejo de las armas para evitar accidentes; y seguir las recomendaciones para la prevención del COVID-19, además del “máximo respeto hacia el medio ambiente y las especies”.