A la caza de una boa constrictor de más de dos metros en Palencia

El reptil lleva más de un día en paradero desconocido tras escapar de su terrario en una casa de la calle Lope de Vega de la capital palentina

Más de 2.400 animales son liberados en el día de la biodiversidad en Colombia
-FOTODELDIA- AME4287. BUENAVENTURA (COLOMBIA), 11/09/2020.- Vista de una boa constrictor liberada por la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca CVC hoy, en Buenaventura (Colombia). Más de 2.400 animales que estaban en cautiverio o en rehabilitación fueron liberados este viernes en Colombia con motivo del Día Nacional de la Biodiversidad, celebración con la que el país reafirmó su compromiso con la adopción de medidas para su conservación y sostenibilidad. EFE/ Ernesto Guzmán Jr FOTO: Ernesto Guzmán Jr EFE

Agentes de la Policía Local de Palencia y efectivos de Bomberos de la ciudad siguen buscando a una boa constrictor imperator de más de dos metros de longitud y seis kilogramos de peso que se escapó hace ya un día -el aviso por parte del propio dueño de la boa se recibió en torno a las 12.17 horas de ayer- de su terrario ubicado en un domicilio de la calle Lope de Vega de la capital palentina.

Tanto agentes como bomberos peinaron el tejado, que al parecer fue el último lugar en el que se vio al reptil, y las zonas aledañas del bloque de viviendas, ayudados por el camión escala, así como los alrededores susceptibles de poderse encontrar la boa, aunque dichas labores no dieron sus frutos y el animal todavía sigue sin aparecer.

Los agentes han identificado al propietario del animal y han comprobado que poseía toda la documentación en regla para su posesión. Se trata de un ejemplar que no es venenoso, y que convivía con su propietario en un espacio habilitado para simular su hábitat natural para crear el ambiente ideal para un reptil.

Las boas pueden llegar a medir hasta cuatro metros y pesan más de 45 kilogramos, aunque en el caso de la imperator, suelen ser más pequeñas. Sus mandíbulas tienen una hilera de dientecillos ganchudos para atrapar y sujetar a su presa mientras la rodean con su musculoso cuerpo y aprietan hasta sofocarla.

Las boas se alimentan de prácticamente cualquier animal que consigan atrapar, como aves, monos y jabalíes. Sus mandíbulas se pueden estirar ampliamente para tragar presas grandes de una sola pieza.

Cada vez son más los hogares que cuentan con importantes terrarios donde alojan alguna de estas mascotas exóticas y las serpientes y reptiles se encuentran entre las especies con mejor acogida. Su adaptación no presenta grandes complicaciones, pero se deben conocer a la perfección sus necesidades nutricionales y sanitarias.

En los últimos años estas mascotas exóticas en las viviendas ya no constituyen ningún motivo de asombro aunque el miedo es libre y son animales muy respetados y causan pánico entre las personas cuando se da la noticia de la huida de un ejemplar como es el caso que nos ocupa.

En muchas ocasiones se pone en entredicho la legalidad de las condiciones en las que llegan a España este tipo de animales pero en la actualidad es posible tener una serpiente en casa salvo que sea una especie venenosa o invasora, que no es el caso de la boa constrictor, aunque para esta es necesario un permiso especial, que el propietario según la Policía cuenta con él.

Además, la Ley obliga a los dueños de las serpientes domésticas a tener un documento donde se especifique cuál es el origen del animal, así como una factura de compra o cualquier otro papel que justifique cómo se ha realizado la posesión.

En nuestro país, existe un catálogo vigente donde se recogen las especies exóticas que está prohibido tener que está disponible en la web del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.