Castilla y León, primera Comunidad de España que crea un grupo de trabajo para sacar el mayor beneficio de los fondos europeos

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, califica de “positiva” la reunión y pone como ejempleo al Gobierno regional para fomentar la participación de todos los partidos políticos

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, preside la constitución del grupo de trabajo sobre Fondos Europeos de Nueva Generación con los representantes de los partidos políticos con representación en las Cortes de Castilla y León
El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, preside la constitución del grupo de trabajo sobre Fondos Europeos de Nueva Generación con los representantes de los partidos políticos con representación en las Cortes de Castilla y LeónLeticia Pérez/IcalAgencia ICAL

Castilla y León es la primera Comunidad Autónoma en crear un grupo de trabajo para impulsar iniciativas en relación con los fondos europeos Next Generation. El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, presidió la constitución del órgano que cuenta con responsables de los distintos partidos políticos con representación parlamentaria en las Cortes.

Al término, Fernández Carriedo calificó la reunión, que duró durante más de tres horas, “de positiva”, y destacó que “vuelve a demostrar la volutad del Gobierno regional de fomentar la participación” de todos los partidos. Al respecto, explicó que “ni el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha sido capaz de reunir a los grupos” para analizar un tema muy importante.

Y es que según señaló el responsable regional de la cartera de Economía y Hacienda “nos jugamos mucho” y ete tipo de encuentros deben servir para desarrollar “un proyecto de Comunidad” en el que “incorporemos las propuestas de todos los grupos”.

Al respecto, reiteró que el Ejecutivo de Castilla y León “es un ejemplo de participación”, ya que “tiene en cuenta la voz de los partidos” en beneficio de los ciudadanos.

Partida “insuficiente”

Fernández Carriedo indicó que la aspiración es conseguir “unos 5.000 millones” de los fondos europeos Next Generation, por lo que “de entorno a los 1.500 que nos han confirmado, nos parece insuficiente”. Por este motivo, el consejero indicó que “es importante este tipo de jornadas, que se repetirán en el tiempo” para intentar lograr el mayor número de fondos.

Asimismo, subrayó que otra de las prioridades de la Junta de Castilla y León es que el modelo de reparto tenga en cuenta “criterios demográficos” que beneficien a los proyectos de la Comunidad.

Por su parte, el PSOE de Castilla y León ofrecío “arrimar el hombro” en los fondos europeos que deben llegar, pero solicitó participar en los criterios de reparto y que se convoque la Conferencia de Alcaldes y Presidencias de Diputación para que conozcan lo que les corresponde.

La viceportavoz socialista, Virginia Barcones, valoró que la Junta asuma las posibilidades para “acertar” de la participación de todos los partidos cuando va a llegar a la Comunidad “más dinero que nunca”.

Así, trasladó la voluntad de su grupo de “ priorizar el interés de la Comunidad ante el Gobierno central, pero recalcó que todos deben participar en los criterios de reparto de los fondos europeos para la transformación de Castilla y León.

Después de una reunión que calificó de “intensa”, confió en que el Ejecutivo autonómico cumpla lo acordado y subrayó que hasta ahora no ha hecho los deberes, a la vez que pidió una postura de comunidad y que los fondos no sean “un ariete” contra el Gobierno, criterios de reparto consensuados para acertar y convocar la Conferencia de Alcaldes.

Desde la Consejería de Economía y Hacienda también afirmaron que el objetivo de este grupo de trabajo es crear un “canal permanente de comunicación, diálogo y participación” entre la Junta y los grupos parlamentarios en relación a la gestión y el reparto de los fondos comunitarios.

La Junta de Castilla y León, para acometer las reformas que permitan la recuperación y reactivación económica y superar así los efectos de la crisis, está abordando la gestión de los fondos desde la “coordinación y la participación”. Así, tras la firma en junio de 2020 del Pacto para la Recuperación Económica, el Empleo y la Cohesión Social en Castilla y León, suscrito por el Gobierno de la Comunidad y la mayoría de fuerzas políticas con representación parlamentaria en las Cortes, en septiembre se creó la Oficina de Coordinación de Fondos de la Unión Europea con el objetivo de “optimizar la coordinación en la gestión de los fondos europeos”.

Además, el Ejecutivo autonómico elaboró el documento de ‘Iniciativas de recuperación y resiliencia en Castilla y León’ y remitió al Gobierno de España una Biblioteca de Proyectos que, hasta el momento, recoge 458 proyectos por importe de 6.845 millones de euros. Asimismo, con el fin de establecer un “foro estable de información y participación respecto a los principales hitos y objetivos estratégicos en aplicación de los fondos europeos”, se han constituido tres mesas sectoriales específicas: empresarial, científico-tecnológica y de coordinación con las corporaciones locales.