Apoyo al cooperativismo como sector estratégico de Castilla y León

Alfonso Fernández Mañueco muestra su compromiso a sus profesionales al ser «motor de desarrollo rural” y “luchar contra la despoblación»

El presidente de la Junta y el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural asisten al Consejo Rector de Urcacyl
El presidente de la Junta y el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural asisten al Consejo Rector de UrcacylNacho ValverdeAgencia ICAL

El cooperativismo agroalimentario como eje central del sector primario, «estratégico» para Castilla y León. Es lo que defendió el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, durante su participación en el Consejo Rector de la Unión Regional de Cooperativas de la Comunidad (Urcacyl), que tuvo lugar en la localidad segoviana de Valverde de Majano.

Un encuentro en el que también estuvo presente el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, y donde Fernández Mañueco recalcó su compromiso para que las cooperativas de la Comunidad sean cada vez más fuertes, al haberse convertido en «un motor de desarrollo rural y de la lucha contra la despoblación».

El presidente de la Junta asiste al Consejo Rector de Urcacyl FOTO: Nacho Valverde Agencia ICAL

En estos momentos la facturación anual de este sector de vital importancia en la Comunidad llega a los 2.900 millones de euros, y el objetivo, como señaló el presidente de la Junta es «ganar dimensión» y llegar hasta los 3.500 millones.

Y como muestra del respaldo al sector, Fernández Mañueco ha apuntado algunas de las nuevas líneas de ayudas, así como otras que ya se encuentran convocadas, con las que se pretende favorecer que ganen también en profesionalización. Así, citó la dirigida a la mejora profesional, con subvenciones que pueden llegar hasta los 5.000 euros o la línea dirigida al lanzamiento de nuevos productos o servicios o para entrar en nuevos mercados, con hasta 2.000 euros de ayuda.

«Tenemos que modernizar las cooperativas agroalimentarias, dimensionarlas y profesionalizarlas, algo esencial para el futuro de Castilla y León, y de esta manera generar empleo y actividad económica», recalcó el presidente, quien volvió a reiterar su firme compromiso con el desarrollo rural y con los servicios públicos en el medio rural entre los que destacó los servicios sanitarios, educativos y sociales, así como el transporte, a través del bono rural gratuito a la demanda, la extensión de internet y las medidas en vivienda o la conciliación familiar.

El presidente concluyó su intervención agradeciendo la colaboración del sector por sus aportaciones al Plan de Cooperativismo Agroalimentario. «Con el mazazo de la Covid 19 se está afrontando el futuro desde sólidas bases y la seguridad sanitaria, que permiten una recuperación económica con optimismo. Y para ello contamos con el apoyo fundamental del cooperativismo y modernizarlas es esencial para nuestra tierra», dijo.

Mientras, el presidente de la Unión Regional de Cooperativas Agrarias (Urcacyl), Fernando Antúnez, trasladó a Mañueco y al consejero la «situación» actual del cooperativismo en la Comunidad, que aúna a 48.000 socios en sus 130 unidades, de los que un 18,6 por ciento son mujeres y uno de cada diez jóvenes. Además, da empleo directo a 3.193 trabajadores, un 22 por ciento de ellas de género femenino. «Entre las empresas que más facturan en cada provincia siempre hay una cooperativa y en el top 10 nacional hay cuatro de Castilla y León. Tenemos en estos momentos un sistema cooperativo que si no existiera habría que inventarlo», defendió el presidente de los cooperativistas.