La mejor formación digital para las zonas rurales de Castilla y León

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, firma un convenio con la Fundación Cibervoluntarios

Firma del convenio con la presencia del consejero Jesús Julio Carnero y Yolanda Rueda, presidenta de Cibervoluntarios
Firma del convenio con la presencia del consejero Jesús Julio Carnero y Yolanda Rueda, presidenta de CibervoluntariosJcyl

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, y la presidenta de la Fundación Cibervoluntarios, Yolanda Rueda, han firmado un convenio para colaborar en el uso de la tecnología digital en zonas rurales de Castilla y León. Una formación necesaria para impulsar la transformación digital y alcanzar la Agenda 2030, han destacado ambos

“El futuro del medio rural pasa por la creación de más oportunidades y por mejorar la situación laboral de jóvenes y mujeres, pero también deben apoyarse sus opciones educa­tivas, culturales, de ocio, de acceso a tecnologías, servicios e infraestructuras. Por este motivo, vamos a fomentar la formación, en este caso concreto, en tecnología digital, para aumentar la cualificación profesional de las personas que viven en el medio rural, destacaba Carnero quien añadía que este acuerdo permitirá que hasta 1.500 personas participen en alguna de las 108 acciones formativas que se van a realizar en todas las provincias de la Comunidad.

La presidenta de la Fundación Cibervoluntarios ha resaltado que “gracias a este acuerdo, ayudaremos a cientos de personas que viven en zonas rurales y que necesitan adquirir competencias digitales, bien sea para su desarrollo profesional o para hacer más fácil su día a día. Porque la transformación digital es una cuestión global, debemos impulsar iniciativas como esta que persigan la igualdad de oportunidades para todas las personas, vivan donde vivan”.

Este convenio se enmarca dentro del eje de formación recogido en la Estrategia de Emprendimiento de la Mujer Rural en el Sector Agrario y Agroalimentario y facilitará conseguir nuevas competencias, así como mejorar la inserción de las mujeres en el mundo laboral.

A través de este convenio se desarrollarán diferentes actividades formativas, como programas, proyectos, eventos, cursos y talleres, tanto presenciales como online, dirigidos a personas en situación de vulnerabilidad digital que viva en zonas rurales. Se llevarán a cabo 27 acciones de cada programa en todas las provincias de la Comunidad.

  • Programa Digitalizadas en Castilla y León: ciberformaciones online para mujeres rurales en los niveles básico, empleabilidad y emprendimiento.
  • Programa Extraordinarias en Castilla y León: el fin es potenciar ideas y negocios activos que están generando valor y economía local para impulsarlos a nivel nacional y global. Habrá un programa básico-intermedio y otro intermedio-avanzado, ambos destinados a mujeres emprendedoras en el medio rural.
  • Programa IniciaTIC: para el apoyo, el impulso digital, mejora de la competitividad de las personas emprendedoras, autónomas, pymes y agentes promotores de la economía social.
  • Programa Expertclick en Castilla y León: para acercar a las personas mayores las herramientas necesarias que les permitan aprovechar plenamente las ventajas que brindan las nuevas tecnologías con el fin de aumentar su calidad de vida, especialmente en las zonas rurales.

Objetivos del convenio

Algunos de los objetivos del convenio entre la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural y Cibervoluntarios son: Impulsar la transformación digital de zonas rurales, con especial atención a personas con vulnerabilidad digital mediante acciones de sensibilización, información y formación de herramientas, contenidos y servicios tecnológicos de forma inclusiva, equitativa y de calidad; Aumentar la comercialización y presencia en internet de las empresas agrarias y agroalimentarias; Fomentar el uso positivo y saludable de herramientas tecnológicas, poniendo especial atención a programas que potencien la seguridad y confianza digital; Obtener unos niveles adecuados de cualificación profesional en herramientas tecnológicas de las mujeres y los jóvenes del sector agrario, para dotar de dimensión empresarial a sus explotaciones, y así garantizar una producción agroalimentaria sostenible, segura, de calidad y rentable; Fomentar el emprendimiento social y el voluntariado tecnológico; y apoyar la consecución de los objetivos compartidos entre ambas partes.

Para examinar el desarrollo del convenio se crea una comisión de seguimiento que se reunirá al menos una vez al año.