Coronavirus

Los farmacéuticos ofrecen sus servicios para mejorar la Sanidad rural

Además, alzan la voz para pedir al Gobierno de Castilla y León que se cuente con ellos en la reforma sanitaria prevista

El presidente de las Cortes de Castilla y León, Luis Fuentes, recibe a los miembros del Consejo de Colegios Profesionales de Farmacéuticos de Castilla y León
El presidente de las Cortes de Castilla y León, Luis Fuentes, recibe a los miembros del Consejo de Colegios Profesionales de Farmacéuticos de Castilla y LeónLeticia P�rezAgencia ICAL

Los farmacéuticos de Castilla y León asisten con expectación al debate abierto en la sociedad castellano y leonesa en las últimas semanas a cuenta de la reforma de la Atención Primaria rural, ya que no quieren quedarse fuera de él al considerar que tienen mucho que aportar al respecto.

Por ello, este martes han emitido un comunicado al que ha tenido acceso este periódico tras reunirse con el presidente de las Cortes, Luis Fuentes, en el que ofrecen sus recursos como potenciales prestadores de nuevos servicios asistenciales en los pueblos para atender de la mejor forma posible a los ciudadanos y, de paso, generar ahorro al sistema de salud.

Entre ellos, citan los relacionados con el medicamento, el seguimiento farmacoterapéutico de los pacientes o la elaboración de sistemas personalizados de dosificación, así como los vinculados a la Salud Pública, como la participación en el cribado de enfermedades, la realización de estudios epidemiológicos y la colaboración en programas sanitarios.

“La pandemia ha mostrado las fortalezas y debilidades de nuestra Sanidad y ha puesto en evidencia el papel imprescindible que tiene la farmacia en nuestro territorio, donde en muchas ocasiones es el único referente sanitario de la población”, advierten los farmacéuticos, cuyo presidente, Javier Herradón, mostraba su apuesta por la ordenación de los recursos sanitarios para hacerlos más eficientes pero siempre y cuando se tenga en cuenta todos los recursos ya existentes para hacer frente a este desafío.

Los farmacéuticos llaman a aprovechar las boticas del ámbito rural para garantizar la atención integral en los núcleos amenazados por la despoblación y defienden también que haya atención sanitaria en los centros de salud y los consultorios locales ya si se quitan o restringe la actividad en ellos se hace daño también a las farmacias y se pondría en peligro su subsistencia en los pueblos “cuando tienen un valor sanitario muy importante para los vecinos y ayudan a fijar población en esas zonas”, apuntan.

“La farmacia es una solución a los problemas sanitarios”, destaca Herradón, quien apuesta también por aprovechar la cercanía, cualificación y capacidad sanitaria de las farmacias para garantizar servicios sanitarios en todos los rincones de la Comunidad.

También reivindican la mejora de la conectividad en el medio rural, ya que el 100 por cien de las farmacias de Castilla y León están preparadas para dispensar recetas electrónicas a pacientes de esta y otras Comunidades y piden que se asegure un correcto funcionamiento de la interoperabilidad, que depende del Ministerio de Sanidad, ya que en los últimos años se detectan incidencias que tienen un impacto importante en esta Comunidad, que es la que más recetas interoperables recibe.

“De ahí que resulte imprescindible que se garantice la conectividad a internet de todos los municipios y mejoren las tecnologías de acceso especialmente en la zona rural para que todos los ciudadanos puedan acceder a los medicamentos y a los servicios que se implanten en el futuro”, señala Herradón.

Finalmente, los farmacéuticos llaman a integrarles “como un agente sanitario más” en los planes de Salud de la Junta de Castilla y León, que se garantice que ciertos medicamentos, ya sea de diagnóstico hospitalario o innovadores, no salgan del canal farmacéutico.