Coronavirus

Zamora seduce al amante de la naturaleza y apuesta por el turismo de experiencias

Jesús María Prada, vicepresidente de la Diputación, hace balance satisfactorio de la Feria Naturcyl donde han llenado presentaciones, catas y talleres además vender la provincia y aprender de los demás

Jesús María Prada, vicepresidente de la Diputación de Zamora en el expositor de la provincia en Naturcyl
Jesús María Prada, vicepresidente de la Diputación de Zamora en el expositor de la provincia en Naturcyl FOTO: La Razón La Razón

Si el objetivo que se marcaba la Diputación de Zamora y El Ayuntamiento de la ciudad en la IV Feria de Ecoturismo (Naturcyl) que se está celebrando desde el viernes en la localidad de Ruesga, en plena Montaña Palentina, con la provincia zamorana como protagonista, era el de vender las bondades de este territorio como destino natural, tranquilo y sostenible, además de establecer contactos empresariales y conocer nuevas experiencias que se aplican en otros territorios que se pueden poner en práctica en Zamora, pues este no solo se ha cumplido a la perfección, sino que, además, con creces.

Al menos así se desprende de la entrevista que ha concedido a LA RAZÓN el vicepresidente de la Diputación y diputado de Turismo, Jesús María Prada, quien asegura que se han superado las expectativas en este certamen. “Pese a la lluvia que ha caído está viniendo mucha gente a la feria y también a nuestro stand, interesados en conocer lo que ofrecemos”, señala Prada, mientras pone en valor que “todos” los que se acercan están alabando las presentaciones, degustaciones y catas de queso y miel, de vino, o las experiencias de cerámica que se están llevando a cabo repletas de gente “ya que las inscripciones -dice- se están cerrando a los pocos minutos de presentarlas”.

El diputado está satisfecho por cómo está discurriendo la feria, porque están consiguiendo dar a conocer lo que es la provincia, sus espacios naturales, la agroalimentación o la artesanía. “Lo más importante es que los visitantes se queden con la incertidumbre y las ganas de visitar la provincia y creo que lo estamos consiguiendo”, apunta Prada.

Cuenta el vicepresidente de la institución provincial que dirige Francisco José Requejo, que también han establecido contactos con empresas para comercializar productos, como una de señalización en plásticos reciclables., pero también destaca las sinergias alcanzadas con otros territorios a través de sus ayuntamientos y diputaciones. “Contamos lo que hacemos y escuchamos lo que hacen los demás para aprender y abrir la puerta a nuevas acciones” destaca Prada

El diputado, además, está encantado con los resultados de la colaboración conjunta de Diputación y Ayuntamiento de Zamora desde que comenzó esta legislatura. “Siempre he dicho que juntos de la mano seremos más fuertes, porque no entendemos el turismo de la capital sin la provincia y viceversa”, señala, al recordar también el éxito y gran acogida que está teniendo la marca “Zamora enamora” impulsada por Zamora 10 que todas las entidades e instituciones de la provincia han hecho suya y la han acogido como propia.

De hecho, avanza que para el próximo año Diputación y Ayuntamiento van a reforzar su presencia en esta certamen que considera el mejor escaparate del ecoturismo, aunque ya no será el destino nacional elegido como en la edición de este año. “Zamora encaja bien en este ecoturismo que está de moda”, apunta.

Prada tiene claro que las potencialidades de Zamora en materia turísticas son muchas, desde su orografía, pasando por la dehesa de Sayago, los vinos de Toro, las lagunas de Villafáfila, la Reserva de la Biosfera o la zona de Aliste y Sanabria con su lago glaciar... y que estas se han de explotar más y mejor por su orografía. “Zamora tiene parques naturales, un reserva de caza y una fauna completa, entre la que destaca la mayor población de lobo ibérico de España que debemos convertir en recurso turístico, además de la berrea en la sierra de la culebra que se da en estos momentos”, destaca el vicepresidente, para quien Zamora es naturaleza, gastronomía y patrimonio cultural, pero también y sobre todo es un turismo tranquilo que la gente busca en estos momentos, derivado también de la crisis sanitaria del coronavirus.

“En Zamora no hay grandes colas, la ente puede pasear, ir en bici, sin casi contacto, y todo ellos es debido a la covid, en este caso una buena consecuencia”, apunta, mientras señala que Zamora es ecoturismo y que es ahí donde quieren echar el resto y posicionarse como destino de referencia en nuestro pais.

En cuanto al verano, Prada asegura que el verano está siendo bueno, pero, sobre todo, agosto, que “ha sido espectacular”, dice. Y pone como ejemplo las más de 8.000 visitas que ha recibido durante el octavo mes del año la Iglesia de Nuestra Señora de Azogue de Puebla de Sanabria. “La comarca de Sanabria junto a Toro y Los Arribes son los grandes focos turísticos de la provincia además de la capital zamorana”, señala el diputado de Turismo, a la vez que destaca que aunque aún no se han llegado a las cifras de 2019, ya se han duplicado este año las de 2020. “La mejoría ha sido notable y debemos seguir por esta senda”.

Experiencias turísticas

Prada tiene claro que el futuro de la provincia de Zamora pasa por el turismo como desarrollo económico, generador de empleo y a la hora de fijar población. “No vamos a tener grandes fábricas ni industrias que nos solucionen los problemas, ni siquiera los fondos europeos van a ser la panacea, pero sí que nos tenemos que creer nuestras potencialidades, como es el turismo”, afirma. “Y se lo diré también a los ayuntamientos -continua- que crean en el turismo, porque muchos pueblos tienen suficientes recursos para ser foco, pero deben ser los ayuntameintos quienes tiren de ello”, advierte.

En este sentido, avanza que la Diputación de Zamora va a sacar 600.000 euros con cargo a remanentes para inversiones en rutas BTT, señalizaciones, senderismo, museos, centros de interpretación o playas fluviales para que los ayuntamientos lo aprovechen e inviertan.

Además, Prada reafirma su apuesta por las que denomina como “experiencias turísticas”, una asignatura pendiente y una pata de la que cojea la provincia, dice, en la que queda mucho camino por andar. “Entre todos debemos conseguir experiencias turísticas, como por ejemplo que en un pueblo con casa rural haya una ganadería de ovejas que se puedan pastorear; o un recorrido BTTT, e incluso que haya una quesería que ofrezca la posibilidad al turista de elaborar un queso artesano; este tipo de iniciativas conseguirá alargar la estancia y los visitantes se verán más imbuidos por el territorio”, asegura, convencido, Jesús María Prada.

En definitiva, Zamora está siendo el destino protagonista de este año en Naturcyl. En el expositor acoge demostraciones de alfarería tradicional de Pereruela; la presentación de las rutas BTT y de senderismo por la ciudad y la provincia a través del perfil profesional Wikiloc; la degustación de Ternera de Aliste, o la demostración de bordados de Carbajales, entre otras propusetas.

Además, la capital y provincia muestran sus rutas ornitológicas, de mariposas e Insectos, que se desarrollan a lo largo del cauce del Duero, u otro tipo de rutas enológicas y gastronómicas, con ese potencial a mayores de la reserva de la biosfera que comparte con Portugal y Salamanca, que abarca una superficie de casi 1.200.000 hectáreas y 87 municipios.