Fructífera sesión plenaria en las Cortes

Los grupos sacan adelante varias iniciativas por unanimidad sobre educación, cambio climático o frente a la prostitución en un pleno en el que tampoco faltaron los cruces de acusaciones

El consejero Suárez-Quiñones interviene en el Pleno de las Cortes
El consejero Suárez-Quiñones interviene en el Pleno de las Cortes FOTO: mir_ical Agencia ICAL

La última sesión plenaria ordinaria de este periodo y, por tanto, de este 2021 al que le queda ya menos de un mes para terminar, ha dejado, tras la tensión de ayer por los debates subidos de tono sobre corrupción, una jornada más tranquila e incluso fructífera, aunque no exenta de los habituales cruces de acusaciones entre socios de Gobierno y oposición.

Y es que los grupos sacaron adelante varias proposiciones no de ley por unanimidad en temas como la lucha contra el cambio climático o contra prostitución o para mejorar la Ebau, la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad.

También se ratificaba con el voto favorable de todos los procuradores el convenio de Castilla y León con Andalucía y la Comunidad Valenciana sobre competencias digitales, al que pronto se va a sumar Galicia también. Un acuerdo que, según el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, que lo defendía en el atril del hemiciclo, permitirá a estas regiones intercambiar experiencias y compartir información en autodiagnóstico de competencias digitales, formación en competencias digitales, certificación de las competencias digitales o iniciativas de divulgación, científicas, pedagógicas o tecnológicas.

Por otro lado, con el apoyo de todos los partidos excepto del PSOE y la procuradora no adscrita María Montero, que se abstuvieron, también se sacaba adelante en el Parlamento autonómico otra iniciativa impulsada por el PP, que pide al Gobierno de Sánchez que rebaje del 21 al 10 por ciento el IVA en el sector de las peluquerías, barberías y estética, con el objetivo de que estos negocios puedan respirar un poco ante las pérdidas por las limitaciones de la pandemia y ahora por las constantes subidas de gastos de estos meses, sobre todo por la luz, y que está poniendo en riesgo la continuidad de muchos de ellos. De hecho, según la procuradora popular, Leticia García, durante esta crisis sanitaria del coronavirus se estima que han cerrado un 30 por ciento de estas instalaciones y se han perdido 50.000 empleos en España de este sector.

Bancada del PP y los miembros de la Junta
Bancada del PP y los miembros de la Junta FOTO: mir_ical Agencia ICAL

Respecto al cambio climático, las Cortes instaron hoy por unanimidad a la Junta a que en el marco de la situación de emergencia climática declarada en España, se desarrollen con carácter de urgencia las medidas contra el cambio climático acordadas en junio de 2020 por la Junta, y que presente en el plazo más breve posible un proyecto de la Ley de Emergencia Climática para la Comunidad.

En cuanto a la prostitución, el Parlamento autonómico dio luz verde a otra iniciativa que solicita al Gobierno un marco normativo para abolir la prostitución y medidas para reforzar la lucha contra la violencia de género, implementadas tanto en las leyes contra la violencia de género y en el Pacto estatal.

En materia educativa, la PNL de Ciudadanos, reclama al Gobierno de España un sistema de Evaluación de Bachillerato para Acceso a la Universidad (EBAU) “homogéneo”, tanto en los criterios de evaluación como en los contenidos e insta a la Junta a que exija al Gobierno la convocatoria de la Conferencia Sectorial de Educación con el objetivo de alcanzar un acuerdo además de pedir a Sánchez que inicie de nuevo el trámite de elaboración y aprobación de una ley de universidades.

Bancada del PSOE con Luis Tudanca a la cabeza
Bancada del PSOE con Luis Tudanca a la cabeza FOTO: mir_ical Agencia ICAL

Colas de personas mayores

El debate más “caliente” del día se producía con una iniciativa del PSOE para evitar las colas de las personas mayores de Castilla y León para acceder a la vacunación de la gripe y la covid.

La propuesta de resolución planteada por el socialista Diego Moreno ante el Pleno, pedía a la Junta que desplegase todos los medios humanos y materiales necesarios para ofrecer a las personas mayores “condiciones idóneas” en los procesos de vacunación, que evite los “sufrimientos innecesarios”.

Además, el texto demandaba la apertura de la red de atención primaria, incluidos los consultorios médicos, para la vacunación y para la atención sanitaria ordinaria, para lo que los socialistas habían cosechado el apoyo de Podemos, UPL y la procuradora no adscrita -ex de Cs- María Montero, informa Efe.

“Estamos hartos de la falta de sensibilidad humana y empatía de la Junta respecto a las personas mayores, lo que le genera vergüenza e incredulidad y un viacrucis para los mayores”, denunciaba Moreno, al que el popular Alejandro Vázquez contestaba calificando la propuesta del PSOE como “otro fascículo” del “falsario serial” contra la sanidad en lo que va de legislatura, con una forma de hacer oposición “destructiva y sin ideas”.

”Usan a los mayores con el único fin partidista de siempre”, lamentaba Vázquez, convencido de que las colas de las personas mayores se están producen en todas las autonomías, también donde “malgobierna” el PSOE, por lo que ha acusado a los socialistas de superar “todos los límites de lo tolerable con una manipulación de la Sanidad y las personas mayores”.

En un sentido similar, la representante de Cs Teresa Gago acusaba al Gobierno central de no asumir sus responsabilidades durante la pandemia y dejar a las autonomías “huérfanas de soluciones”, mientras que afeaba a los socialistas sus “mentiras y engaños”.

El portavoz de Podemos, Pablo Fernández, sí apoyaba esta iniciativa “totalmente pertinente y más necesaria que nunca”, al entender que es “una vergüenza” cómo está tratando la sanidad pública a las personas mayores, con “largas colas a la intemperie” para acceder a la vacunación, mientras que Pedro Pascual, de Por Ávila, se abstenía porque, pese a compartir plenamente la propuesta de resolución, no compartía el argumentario que la sustentaba. Pascual defendía, por su parte, la pertinencia de acercar la sanidad a los ciudadanos en lugar de los ciudadanos a los servicios sanitarios.