Vendimia Solidaria 2020 de Abadía Retuerta, una fusión de compromiso social y de arte

La Fundación Kumen, en colaboración con la asociación REDMADRE de Valladolid, protagoniza la iniciativa

Vino vendimia solidaria de Abadia Retuerta
Vino vendimia solidaria de Abadia Retuerta FOTO: Abadia Retuerta

Vendimia Solidaria 2020 de Abadía Retuerta, el vino más comprometido de la prestigiosa bodega de la Ribera del Duero, toma una nueva imagen, un diseño renovado con el que supone el principio de una nueva saga de etiquetas vinculadas al arte.

Vendimia Solidaria es una iniciativa puesta en marcha en 2014, que tiene como finalidad poner en valor el compromiso de asociaciones y fundaciones que velan y favorecen el desarrollo comunitario de colectivos en riesgo de exclusión social. Una responsabilidad social que también comparte la prestigiosa bodega Abadía Retuerta, para quien la solidaridad es uno de los pilares que sustentan su proyecto vinícola. Pero también concibe el arte como un mecanismo clave para transmitir ideas y valores, y así lo ha querido reflejar en la nueva etiqueta de Vendimia Solidaria.

Cada año contará con un nuevo artista para la creación de cada etiqueta. En esta ocasión, el artista Miguel Marina ha sido el encargado de crear una serie de pinturas que han dado vida y forma a este nuevo diseño bajo el nombre de Pago V. Una obra inspirada en la orografía marcada por el Duero, en los viñedos y en el jardín museo de Abadía Retuerta, que recoge y sintetiza la historia, las formas, los olores y los colores de la Abadía y de su entorno natural.

Este año, la Fundación Kumen, una institución sin ánimo de lucro que fomenta el crecimiento de los valores humanos y éticos en las personas con especial atención a la infancia, protagoniza Vendimia Solidaria 2020 en colaboración con la asociación REDMADRE de Valladolid, que tiene como misión apoyar a familias con productos de primera necesidad en su día a día.

En la pasada vendimia de 2020, un equipo de trabajo de esta organización fue contratado por Abadía Retuerta para colaborar en la recogida de la uva, la época de más trabajo de la bodega. Como fruto de esta labor vio la luz un vino elaborado a partir de 62% Tempranillo y 38% Cabernet Sauvignon, y con una maceración carbónica. Un proceso de elaboración de vino muy delicado, que requiere de una gran dedicación y con el que se consigue un vino muy aromático y fresco.

Los fondos recaudados con esta acción conjunta son destinados íntegramente a esta entidad de interés social y sin ánimo de lucro.

Para Ana Hernández, directora de Personas & Organización de Abadía Retuerta, la iniciativa Vendimia Solidaria es “un proyecto muy enriquecedor en ambos sentidos. Las personas que vienen a trabajar aprenden un oficio, que les abre las puertas para su futuro laboral, y el equipo de Abadía Retuerta se vuelca en su formación, dejando atrás cualquier tipo de diferencia”. Para Hernández “más que unos días de trabajo es una gran experiencia para quienes lo viven en primera persona” añade.

Proyectos con alma

Desde que en el año 2014 la reconocida bodega situada en plena Milla de Oro de la Ribera de Duero, Abadía Retuerta, iniciase esta andadura social, diferentes proyectos solidarios promovidos por asociaciones y fundaciones locales de la provincia de Valladolid se han realizado. Proyectos con alma, donde el compromiso, el esfuerzo y la colaboración van de la mano.

Ese primer año, Abadía Retuerta colaboró con Fundación Personas, enfocada a la inclusión de personas con discapacidad intelectual, quienes recibieron la donación en forma de un vehículo. Al año siguiente, en 2015, la reconocida bodega vallisoletana contó con la colaboración de Fundación RedIncola, una entidad que apoya a las personas más vulnerables, principalmente a la población inmigrante. A través del proyecto “Conectando personas, creando oportunidades” recaudó dinero para la creación de becas escolares, para la ayuda de la compra de libros de textos y matrículas de colegio.

Para la tercera edición, de 2016, La casa de Juventud Aleste estrechó lazos con Abadía Retuerta bajo el lema “Somos dueños de nuestro futuro”, en la que jóvenes sin recursos y en situación de exclusión de la zona Este de Valladolid ayudaron en la temporada de la recogida de la uva. Desde la bodega recibieron un apoyo económico para impulsar un programa socioeducativo con el objetivo de crear más puestos de educadores y crear material escolar y libros de texto.

Fundación Cauce fue la entidad que dio nombre a la cuarta edición de la Vendimia Solidaria. Su lema “Encauza tu futuro” dominó este proyecto solidario al que se destinó íntegramente el dinero recaudado y que fue destinado al desarrollo de talleres para la búsqueda activa de empleo y habilidades sociales.

En 2018, el trabajo que realiza la fundación Juan Soñador fue la organización elegida para la quinta edición. Por medio del proyecto, “Tierra Viva Catering” y con el mensaje “Tú eres el futuro”, se pusieron a la venta 1.250 botellas de vino 100% Cabernet Sauvignon. Y la recaudación final fue entregada durante el 2019, para que jóvenes en situaciones de precariedad y de exclusión social tengan la formación adecuada para incorporarse al mundo laboral.

Y en 2019 El Puente Salud Mental de Valladolid fue el protagonista de su sexta edición. Con el emblema que les singulariza “El ‘puente’ hacia un futuro profesional” mejoran la calidad de vida de personas con problemas de salud mental y la de sus familiares.

Compromiso e implicación A esta iniciativa solidaria también se han sumado y de manera altruista el artista Miguel Marina con el diseño de la etiqueta, el estudio de diseño y fotografía Iglesias Comunicación, la empresa Mata Digital quien se ha encargado de la impresión de los tarjetones, la empresa Biolid que son quienes han impreso las etiquetas; la empresa Verallia quienes han fabricado las botellas; los corchos han sido a cargo de Baruque y las cápsulas de la empresa Ramondin.