Hacia una mayor humanización de la atención a niños con cáncer y sus familias

Junta y Asociación de Padres, Familiares y Amigos de Niños Oncológicos firman un acuerdo para promover actuaciones de acompañamiento, ocio e incluso talleres de promoción de la salud

El enfermero José María González, disfrazado de Batman para hacer sonreír a un niño enfermo de cáncer en el Hospital Clínico de Valladolid
El enfermero José María González, disfrazado de Batman para hacer sonreír a un niño enfermo de cáncer en el Hospital Clínico de Valladolid FOTO: La Razón La Razón

La Consejería de Sanidad y la Asociación de Padres, Familiares y Amigos de Niños Oncológicos de Castilla y León (PYFANO) han firmado un convenio de colaboración con el fin de fomentar las actuaciones de humanización en la asistencia sanitaria a pacientes pediátricos del área de oncología en Castilla y León.

Objetivo: garantizar que el Sistema Regional de Salud ofrece una atención individual y personalizada, encaminada a promover la comodidad, el bienestar, la comprensión y el trato adecuado tanto del paciente, como de sus familiares y entorno, según informan fuentes del departamento que dirige Verónica Casado, desde donde siguen trabajando en la idea de poner en marcha actuaciones y programas sanitarios especiales y preferentes en el Sistema Regional de Salud, con los que atender a los colectivos de especial desprotección y vulnerabilidad en el entorno sanitario como son, entre otros, los niños.

Entre las acciones que derivan de este acuerdo se encuentran, por ejemplo, la puesta en marcha de actividades de guía, acompañamiento o lúdicas; el proyecto de ‘Humanización y dulcificación de los espacios de oncohematología pediátrica’; talleres de promoción de la salud de los niños con cáncer o formar parte de la composición del Comité de Coordinación Asistencial del Cáncer Infantil y de la Adolescencia de la Comunidad de Castilla y León.

También se trabajará en el apoyo psicológico, pedagógico y social de los pacientes y de sus familias, para lo que se actuará de forma coordinada con los departamentos de psicología clínica y trabajo social de los hospitales de Castilla y León.

Dentro de la actividad de apoyo psicológico, pedagógico y social a los niños con cáncer y a sus familias se incluyen múltiples acciones; algunas de las cuales son el soporte emocional en el momento de recibir el diagnóstico, en la fase de ajuste o ante un posible duelo; proporcionar tiempos de respiro y estrategias de relajación; tareas de minimización del miedo a los cambios e interacción familiar; prevención de somatizaciones tanto del niño enfermo como en sus hermanos.