Un sistema personalizado de dosificación de medicamentos llegará a las farmacias de los pueblos de Segovia

Se trata de una iniciativa de la Diputación de Segovia para mejorar el servicio para los vecinos más vulnerables de la provincia

Miguel Ángel de Vicente mantiene un encuentro con la directiva de Colegio Oficial de Farmacéuticos de Segovia
Miguel Ángel de Vicente mantiene un encuentro con la directiva de Colegio Oficial de Farmacéuticos de Segovia FOTO: Dip. Segovia

El Área de Asuntos Sociales de la Diputación continúa trabajando con constancia en diferentes líneas enfocadas a poder ofrecer a los vecinos más vulnerables de la provincia los servicios y las prestaciones necesarias para garantizar su autonomía y su residencia en el territorio.

Así, entre las últimas actuaciones llevadas a cabo, el presidente de la institución provincial y titular del Área, Miguel Ángel de Vicente y la jefa del Área, María del Mar Martínez han mantenido diversas reuniones con la directiva del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Segovia, encabezada por su presidenta, Marta Ruano, concretándose la implantación, de forma colaborativa, de un Sistema Personalizado de Dosificación de medicamentos en las farmacias de la provincia.

El proyecto, dirigido a mejorar el Servicio de Adherencia Terapéutica de los vecinos -especialmente de la población más mayor- con enfermedades crónicas de la provincia, cuyo pilotaje se ha abordado durante el último trimestre de 2021 y se pondrá en marcha a partir del primer trimestre de 2022 y en él jugarán un papel fundamental los farmacéuticos de las 29 farmacias segovianas que existen ubicadas en 165 municipios de menos de 500 habitantes.

Y es que este sistema, ya implantado en algunas farmacias de otras provincias, no sólo pretende ayudar a los pacientes con necesidades farmacológicas que habitan en municipios alejados de su farmacia más cercana, sino que también espera, como señala Miguel Ángel de Vicente, “ofrecer una posibilidad de oxígeno económico, siempre con las personas como centro, a las farmacias en situación de viabilidad económica comprometida”. “Perder farmacias en el territorio supondría seguir perdiendo servicios que contribuyen a fijar población”, añade De Vicente, quien, al igual que su homóloga en el Colegio de Farmacéuticos considera estos establecimientos sanitarios elementos dinamizadores del territorio.

Por ello, aunque el proyecto -para el que quedará establecido un presupuesto concreto- será presentado a los 291 colegiados con los que cuenta la provincia, el objetivo de ambas instituciones es el de incidir en aquellas farmacias pequeñas que suelen estar vinculadas a localidades de menor población y, por consiguiente, de menor número de pacientes. A través de este Servicio de Adherencia Terapéutica, que contaría con los informes de los trabajadores de los CEAS de la provincia como primer ‘filtro’ para la selección de pacientes, los farmacéuticos se comprometerían a vigilar las pautas de medicación complejas de estas personas, facilitando el cumplimiento de los tratamientos y evitando problemas de manipulación y conservación de los medicamentos, además de contribuyendo a mejorar la salud de las personas y minimizando riesgos de confusión e intoxicación involuntaria.

Para el presidente de la institución provincial, la posibilidad de llevar a buen puerto esta iniciativa conjunta se enmarca, además, en la Estrategia de Innovación 2021-2025 de Asuntos Sociales de la Diputación, que, entre otros objetivos, se ha fijado el de establecer Planes Personalizados de Cuidados de Larga Duración.

Este Sistema Personalizado de Dosificación seguiría así la línea de prestaciones como el Servicio de Teleasistencia Avanzada, el de Ayuda a Domicilio o el más reciente de los puestos en marcha desde el Área de Asuntos Sociales, el Servicio de Comida a Domicilio. Al final, como apunta Miguel Ángel de Vicente, se trata de “seguir creando en el territorio esa comunidad que cuida; y de hacerlo, además, junto a uno de los sectores más importantes del territorio, como es el de los farmacéuticos”.