“La Golondrina” de Pedrero encuentra su lugar en el vestíbulo del Teatro Ramos Carrión

Gracias a un acuerdo de colaboración entre la Diputación de Zamora y la Fundación Obra Social de Castilla y León FUNDOS

El presidente de la Diputación de Zamora, Francisco Requejo; el vicepresidente segundo y diputado de Cultura, Jesús Prada;  la directora del departamento de Museos y Colecciones de FUNDOS, Noemí Martínez; y Antonio Pedrero presentan la obra
El presidente de la Diputación de Zamora, Francisco Requejo; el vicepresidente segundo y diputado de Cultura, Jesús Prada; la directora del departamento de Museos y Colecciones de FUNDOS, Noemí Martínez; y Antonio Pedrero presentan la obra FOTO: Diputación Zamora

El mural de La Golondrina que pintó Antonio Pedrero en los años 60 para el bar de su familia ya se encuentra ubicado en el vestíbulo del Teatro Ramos Carrión de Zamora, donde podrá ser contemplado por todos los zamoranos gracias a un acuerdo de colaboración entre la Diputación de Zamora y la Fundación Obra Social de Castilla y León “FUNDOS”.

En el acto de su presentación en sociedad, al que acudió el autor de la obra, Antonio Pedrero, rodeado de amigos y familiares, el presidente de la Diputación, Francisco Requejo, explicó que el lugar elegido había contado con el acuerdo del autor, porque se trataba de que cualquier zamorano pudiese ver esta obra emblemática que muchos desconocían.

Bajo el mural, se recoge una somera información con datos sobre la obra, propiedad de FUNDOS, con quien la institución provincial ha llegado a un acuerdo, según informó Requejo, no solo para exponer permanentemente este mural, al que acompañará un estudio previo de La Golondrina realizado por el pintor, Antonio Pedrero, sino también para realizar otras actividades, como una exposición de varias de sus obras.

También el vicepresidente segundo y diputado de Cultura, Jesús Prada, se refirió con admiración al cuadro: “un homenaje a los artistas del siglo XX de Zamora y una leyenda urbana, del que se oía hablar mucho pero nunca había llegado a ver. Quizá las generaciones de zamoranos cuando se instaló en los años 60 en el bar de La Golondrina pudieron verlo, pero las nuevas generaciones no”, afirmaba Prada.

Acuerdo con FUNDOS para actividades culturales

Asimismo, agradeció la sensibilidad de aquellas antiguas Cajas de Ahorros que invertían el dinero de los zamoranos en Zamora y también en arte, y anunció que el próximo año se va a firmar un acuerdo con FUNDOS para realizar actividades culturales en la provincia de Zamora durante 2022.

Por su parte, la directora del departamento de Museos y Colecciones de FUNDOS, Noemí Martínez, explicó que, con esta cesión, la fundación cumple con uno de los compromisos que tiene con Castilla y León, que es el de dejar a disposición de todos, parte de las obras que se consiguieron con los ahorros de los zamoranos. “Es de justicia, dijo, y la Diputación de Zamora ha puesto mucho de su parte.”

Antonio Pedrero, autor del mural, cerró el acto, abrumado por la deferencia con una obra que, según sus palabras siempre fue pública, puesto que estaba concebida para un bar. “La Golondrina es mucho más, es un compendio de mi vida, mi familia y cuanta gente apareció por el bar, es un homenaje a ellos, dijo Antonio Pedrero, por eso debe estar ante el público, es el que la alimenta, su hábitat”