Vacunas, mascarilla, evitar contactos y sensatez para frenar la sexta ola

La Junta descarta nuevas restricciones por la resistencia social que generan y lanzará este miércoles una campaña en positivo en la que apelará a la responsabilidad de cada uno

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, asiste al homenaje de la ''Unidad de estrategias de afrontamiento activo de dolor en Atención Primaria'' al doctor Miguel Ángel Galán
La consejera de Sanidad, Verónica Casado, asiste al homenaje de la ''Unidad de estrategias de afrontamiento activo de dolor en Atención Primaria'' al doctor Miguel Ángel Galán FOTO: mir_ical Agencia ICAL

La situación epidemiológica en Castilla y León se sigue complicando cada día que pasa y los datos de este pasado fin de semana, que ha dejado 3.447 nuevos contagios y 19 fallecidos, empiezan a preocupar al Gobierno de la Comunidad. La sexta ola sigue por tanto al alza en esta Comunidad que este lunes ha llegado a los 520 casos por 100.000 habitantes a dos semanas, noventa más que el viernes, mientras que a una semana la incidencia es de 236, indicadores que escalan al nivel máximo de riesgo, mientras que la presión hospitalaria también crece con 419 pacientes covid en los hospitales, 32 más que hace 72 horas, 73 de ellos en las unidades de críticos (UCI) que suponen nueve más que el viernes.

Además, los cinco indicadores epidemiológicos, los de incidencia acumulada en población general y mayores de 65 a dos y una semana están hoy en nivel máximo, mientras que los sanitarios “están contenidos” según la consejera de Sanidad, Verónica Casado.

Aunque en lo que respecta a la tasa de enfermos covid en camas extendidas de críticos está ya en nivel alto de riesgo, ya que suponen ya casi dos de cada diez (19,41). Además, la positividad de pruebas a una semana se encuentra en el 16 por ciento.

Por el contrario, hay mejores noticias en la tasa de hospitalizados covid por 100.000 habitantes a siete días, que está en el 10,61, o lo que es lo mismo, en nivel bajo, mientras que el acumulado semanal de hospitalizados en uci está en el 1 por ciento, también en nivel bajo.

Con todo estos datos encima de la mesa y ante la cercanía ya de la Navidad y, por ende, de las reuniones familiares y de amigos, la consejera avanzaba este lunes que la Junta lanzará este miércoles una campaña en positivo para intentar frenar la tendencia al alza de la pandemia desde las recomendaciones y la responsabilidad ciudadana.

Una medida que se pone en marcha en lugar de prohibir o de imponer medidas restrictivas como en otras regiones, en referencia al pasaporte covid que, en el caso de esta Comunidad, se descarta definitivamente al no haber evidencia científica de sus beneficios y menos en regiones con el 90 por ciento de su población ya vacunada, como es el caso de Castilla y León.

Según explicaba Casado, el objetivo de esta campaña es promover las medidas de protección “individual” frente al virus como acordaron el Ejecutivo y los sectores de la hostelería, el turismo y la cultura el pasado viernes, pero también concienciar a la ciudadanía de que solo con la vacunación no se logra un “riesgo cero y que depende de cada uno frenar al coronavirus

¿Cómo? Pues vacunándose con las dosis de refuerzo o con los primeros sueros en el caso de los que no s ehayan “pinchado” aún, pero también usando la mascarilla en espacios cerrados o en la calle cuando no se pueda guardar la distancia de seguridad, además de intentar respetar siempre esta última, así como ventilar los espacios cerrados, mantener el lavado de manos e intentar reducir al máximo los encuentros sociales.

La consejera, por tanto, apuntaba que ahora no es el momento de actuar restringiendo la actividad en los establecimientos de hostelería, el turismo ola cultura, sobre todo por el avance de la vacunación, pero insistía en que el virus sigue ahí y que se siguen produciendo brotes sociales, pero también familiares. “De nada sirve tomar medidas sobre determinados sectores, como la hostelería, si en los domicilios no se cumplen las recomendaciones”, decía Casado, mientras incidía en la responsabilidad y llamaba a la población a ser responsables en este sentido.

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, asiste al homenaje de la ''''Unidad de estrategias de afrontamiento activo de dolor en Atención Primaria'''' al doctor Miguel Ángel Galán
La consejera de Sanidad, Verónica Casado, asiste al homenaje de la ''''Unidad de estrategias de afrontamiento activo de dolor en Atención Primaria'''' al doctor Miguel Ángel Galán FOTO: mir_ical Agencia ICAL

Unidad de dolor en Atención Primaria

La consejera se expresaba de esta forma durante la inauguración de una placa de homenaje al doctor Miguel Ángel Galán, ya fallecido, en la “Unidad de estrategias de afrontamiento activo de dolor en Atención Primaria’, existente en Valladolid.

Casado avanzaba en este acto de recuerdo al sanitario que esta unidad se extenderá en dos años a todas las provincias de Castilla y León. “Es una iniciativa fantástica y con unos resultados brillantes”, destacaba la consejera, quien ponía en valor los logros de esta unidad por la que se ha interesado otras regiones y países, “que pone a la fisioterapia en el lugar que tiene que estar”.

“Este acto de homenaje hace justicia al doctor Miguel Ángel Galán que, junto a su compañero Federico Montera, impulsaron la unidad que afronta el dolor crónico, algo absolutamente extraordinario en una comunidad envejecida como Castilla y León”, apuntaba.