El virus se desboca mientras se confirman once casos de Ómicron en Castilla y León

La Comunidad anota 1.930 positivos y 530 brotes y lamenta tres nuevos fallecimientos en los hospitales de Ávila, Burgos y Valladolid

UCalle Mayor de Palencia
UCalle Mayor de Palencia FOTO: Carlos Mateo Europa Press

La situación epidemiológica se complica cada día que pasa en Castilla y León, Y es que aparte de que el virus empieza a campar a sus anchas de nuevo por toda la Comunidad infectando a diestro y siniestro.

La incidencia acumulada a 14 días ha escalado hasta los 604 casos por cada 100.000 habitantes, con 412 hospitalizados, 80 de ellos en las UCI y, además, el Gobierno regional confirma once casos de la variante Ómicron en Castilla y León. Así lo ha asegurado este miércoles la consejera de Sanidad, Verónica Casado.

Este miércoles los datos no son nada halagüeños por cuanto la Comunidad ha anotado 1.930 nuevos positivos, lo que suponen 347 más que ayer y 1.242 más que hace seis días, el jueves, ya que el miércoles fue fiesta y no hubo datos, de los que 1.724 se han confirmado el día anterior por prueba diagnóstica.

La Comunidad suma 3.515 nuevos positivos por coronavirus en lo que va de semana. Valladolid, con 635, es la provincia que más positivos reporta a Sanidad, mientras que Soria, con 75, es la que menos.

Los brotes activos crecen en 69 hasta los 530 en total, con 3.225 personas implicados en alguno de ellos. En Ávila, hay 817 afectados en los 45 focos abiertos, mientras que Salamanca, con 108, es la provincia que más brotes tiene activos aunque con menos implicados (584) que en Ávila.

Además, en las últimas 24 horas, se han producido tres fallecimientos en los hospitales de Ávila, Burgos y Valladolid que elevan a 6.334 el número de fallecidos en centros hospitalarios desde que comenzó la pandemia. Una cifra a la que habría que sumar las 1.172 personas usuarias de residencias de mayores o con discapacidad que se fueron de este mundo en la habitación del centro asistencial en el que vivía, así como las 1.105 personas que murieron en los primeros meses de la crisis sanitaria del coronavirus con síntomas compatibles con esta enfermedad pero a las que no realizaron la prueba diagnóstica que lo hubiera podido confirmar.

Las buenas noticias llegan de las 43 altas hospitalarias que se han registrado en las últimas 24 horas y que alivian un poco la presión en los centros sanitarios, y que dejan en 34.246 el número de personas que han superado la enfermedad desde marzo del pasado año.

Ante esta situación, Castilla y León de momento no ha decidido aplicar ninguna medida de restricción, de hecho ha descartado el pasaporte covid porque se considera innecesario con más del 90 por ciento de l población vacunada, aunque se recomienda extremar las precauciones y se apela a la responsabilidad de cada uno, a la hora de usar la mascarilla, mantener la distancia, higiene de manos y ventilación de espacios cerrados además de evitar el contacto social al máximo y las aglomeraciones sobre todo.

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, además, ha pedido prudencia ante las cenas navideñas. “Cada uno tiene que actuar en función de sus responsabilidades”, decía en un foro de este periódico en Madrid.