La Junta de Castilla y León apuesta por medidas “preventivas” contra la COVID-19 en las residencias

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, descarta aplicar restricciones a visitas y salidas en estos centros

La consejera de familia, Isabel Blanco, asiste a la entrega de los premos de la Cruz Roja en Zamora
La consejera de familia, Isabel Blanco, asiste a la entrega de los premos de la Cruz Roja en Zamora FOTO: Jose Luis Leal Agencia ICAL

La Junta de Castilla y León apostará por medidas “preventivas” contra la COVID-19 en las residencias de personas mayores y dependientes y descarta, por el momento, la aplicación de medidas restrictivas que afecten a las visitas o a las salidas, según confirmó la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco.

“La incidencia que hay ahora mismo es muy pequeña en los centros residenciales y la mayor parte de las personas que se contagian son casos leves o asintomáticos. En el 80 por ciento de los centros que podemos tener ahora mismo con brote, hay una, dos o tres personas con la infección”, indicó.

“En el momento en que hay un brote, los propios centros residenciales tienen sus protocolos, activan sus planes de contingencia y los aplican. Entonces, entendemos que no es necesario aplicar medidas restrictivas  ni respecto a las visitas ni respecto a las salidas sino, simplemente, incrementar y apostar por esas medidas de protección y prevención”, añadió.

En este sentido, la consejera recalcó que el problema no radica “tanto en el incremento que pueda haber ya que, de hecho, el Ministerio ha cambiado los umbrales del semáforo, sino en la gravedad que puede revestir ese incremento” y apostilló: “Se está comprobando que, con la tercera dosis, en el caso de los centros residenciales, esa incidencia, las personas que se contagian, son leves o asintomáticos, prácticamente”.

Isabel Blanco hizo todas estas declaraciones en el Teatro Ramos Carrión, en la capital zamorana, antes de participar en la entrega de Premios Humanidad 2020-2021 de Cruz Roja. “Lo hemos dicho durante esta semana. Vamos a actualizar la guía de recomendaciones que tenemos, sobre todo de cara a la Navidad. Las residencias no están siendo el problema en esta sexta ola. De hecho, con los datos que publicábamos el martes, había 173 personas contagiadas de casi 45.000 residentes”, precisó.

“Entonces, las residencias no están siendo los principales focos ni los principales brotes, pero entendemos que tenemos que aplicar o que incrementar esas medidas de protección y prevención hacia las personas más mayores y vulnerables porque, en estas fechas, se produce mucho contacto social. Ellos salen de su entorno, van a las familias, van a reuniones, y entendemos que no procede el aplicar medidas restrictivas pero sí medidas preventivas y es lo que vamos a aplicar”, explicó.

Actualización

De esta forma, Blanco Llamas apuntó que la guía de recomendaciones se publicará mañana con la actualización de las medidas. “Cuando los residentes salgan, por ejemplo, más  de tres noches, a la vuelta deberán contar con una prueba negativa y estar dos o tres días en observación por si pudieran desarrollar síntomas. Estar en observación no significa estar en aislamiento, sino no realizar actividades grupales, reducir la circulación que piden tener por el propio centro, incrementar el uso de mascarillas y las medidas de precaución”, enumeró.

“Vamos a recomendar, por ejemplo, que las visitas de familiares se realicen, preferentemente, en espacios amplios, en espacios ventilados, a ser posible, con mascarilla FFP2 y que, cuando se suba a las habitaciones, la mascarilla FFP2 sea obligatoria. Que los controles que se realizan a los trabajadores, las pruebas o cribados ocasionales que se realizan, se incrementen. Ante ese incremento de la movilidad que hay en los propios centros, entendemos que es necesario incrementar esas medidas de protección pero, desde luego, el mayor dique de contención contra la COVID-19 está siendo la vacunación y el mejor ejemplo son las residencias en esta tercera ola. Por eso, hay que insistir a todo el mundo para que se vacune”, declaró.

Por otra parte, Isabel Blanco, resaltó que el objetivo “fundamental” de “todas” las personas entidades y empresas reunidas en la gala de entrega de los I Premios Humanidad 2020-2021 de Cruz Roja es “proteger y ayudar a las personas más vulnerables, que más lo necesitan y que más han sufrido durante la pandemia”.

Por ello, incidió en la “importancia” de tales reconocimientos y animó al presidente de Cruz Roja Española en Zamora, José Manuel del Barrio, a que “sen los primeros de muchos premios que se van a dar”.

Isabel Blanco, quien hizo estas declaraciones en el Teatro Ramos Carrión, en la capital zamorana, antes de participar en el acto de entrega de los Premios Humanidad, citó a Del Barrio al destacar el “compromiso” de Cruz Roja con las personas más vulnerables y afirmó que “esa es la grandeza de la sociedad de Castilla y León y de los servicios sociales” de la Comunidad Autónoma, informa Ical.

“La implicación de todas las entidades, todas las administraciones y todas las instituciones que trabajamos de forma coordinada para atender a las personas que lo necesitan, a través de la Red de Atención a las Familias, por ejemplo”, señaló. “El año pasado, 384.000 personas fueron atendidas a través de esa red, muchas de ellas, por Cruz Roja, a través de ese suministro urgente de alimentos como consecuencia del confinamiento. También, las entidades locales. 44.000 familias fueron atendidas con ayudas de emergencia. Se evitaron 25 desahucios, por ejemplo”, subrayó.

Además, la consejera hizo hincapié en que, con los convenios firmados con las compañías eléctricas, se evitó que se cortara la luz a 437 familias. “Ese es el compromiso que tenemos que adquirir hoy, aquí. Tenemos la obligación de comprometernos con ellos y seguir avanzando en proteger y dar un futuro en esta tierra a las personas más vulnerables. Debemos ser capaces de ofrecerles alternativas y en eso trabajamos desde la junta con las entidades locales, con entidades del tercer sector, como Cruz Roja”, rubricó.

“Antes de que acabe el año, vamos a aprobar las ayudas de fondos europeos par las entidades del Tercer Sector, 15 millones en ayudas directas para los proyectos que nos solicitaron porque ellos son quienes mejor conocen las necesidades que tienen las personas en el sector de exclusión, discapacidad y mujeres víctimas de violencia de género”, agregó.

Por su parte, el presidente provincial de Cruz Roja, José Manuel del Barrio, incidió en el “reconocimiento específico” que la organización solidaria otorga, “en estas circunstancias tan complicadas”, a instituciones, empresas, entidades del Tercer Sector y medios de comunicación por su contribución “a la hora de estar cerca de las personas en esos momentos”.

“Cruz Roja forma parte de nuestro ADN y uno de nuestros siete principios fundamentales es la humanidad. Ese principio es muy significativo y busca trabajar por una sociedad mejor. Somos conscientes que se practica desde muchos ámbitos, instituciones y organizaciones”, concluyó.

El Premio Humanidad Institucional reconoció el trabajo realizado por la Gerencia Territorial de Servicios Sociales de Zamora, la Gerencia de Asistencia Sanitaria de Zamora, la Guardia Civil y a la Policía Nacional, el Servicio de Bienestar Social de la Diputación de Zamora, los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Zamora, la Agrupación Municipal de Voluntarios de Protección Civil, el Servicio de Extinción de Incendio y la Policía Municipal.

El Premio Humanidad al Tercer Sector recayó sobre el Banco de Alimentos de Zamora; el Premio Humanidad Empresarial, sobre Autoescuela Alonso y Autoescuela Pascual, Valbusenda Hotel & Spa y Gaza y el Premio Humanidad a la Comunicación, en la Asociación de la Prensa de Zamora.

El Gran Premio Humanidad fue concedido al Centro Menesianos, Sanagua Aspace, Centro Juvenil Trascampus, Cáritas Diocesana de Zamora, el Banco de Alimentos de Zamora, la Fundación Personas Asprosub, la Fundación Intras y la Asociación Zamorana contra la Violencia.