Sexta ola: Otro día de récord

Castilla y León anota 2.181 nuevos contagios y lamenta la muerte de nueve personas en los hospitales

Apenas doscientos jóvenes y mucha presencia policial en la nochevieja universitaria de Salamanca
Apenas doscientos jóvenes y mucha presencia policial en la nochevieja universitaria de Salamanca FOTO: DAVID ARRANZ Agencia ICAL

A la espera de lo que pueda decidir esta tarde el comité de expertos, que se va a reunir para analizar la idoneidad o no de llevar a cabo alguna medida de restricción que frene la expansión del virus en Castilla y León en vísperas de la Navidad, la Comunidad sigue batiendo récords en esta sexta ola cuya altura empieza a preocupar.

Y es que este viernes, Castilla y León ha anotado 2.181 nuevos contagios, lo que suponen, aparte del dato más alto de esta sexta ola, 61 infectados más que ayer y 904 más que hace una semana.

Valladolid, con 805 casos y una incidencia acumulada a catorce días por encima de los mil casos por cada cien mil habitantes, sigue siendo la provincia más afectada. De hecho, esta cifra de infectados de hoy suponen el récord en toda la pandemia, tras los 795 del 7 de noviembre del 2020 en la tercera ola y los 746 del 16 de enero del 2021 en la cuarta. Tras Valladolid se sitúa, muy lejos, la provincia de León, que suma 344 nuevos casos, mientras que Salamanca, con 75, es la que menos infectados ha reportado a Sanidad, y que elevan a 335.171 el total en esta pandemia.

Los brotes activos crecen en las últimas 24 horas en 29 hasta un total de 584, con 3.460 implicados en alguno de ellos, 108 más que hace un día y casi un millar más que hace una semana. Ávila, con 898, es la provincia con más afectados en sus 56 focos abiertos, mientras que Salamanca, con 12, es el territorio que más brotes tiene activos, aunque con menos implicados que en Ávila (619).

El peor dato de este viernes viene de la letalidad que todavía sigue mostrando este virus. Y es que en las últimas 24 horas son nueve las personas que han perdido la vida por coronavirus en los hospitales de la Comunidad (dos en Ávila, Burgos, León y Valladolid, y una en Salamanca), que elevan a 39 los muertos en la última semana y dejan en 6.348 el total de fallecidos desde el mes de marzo del pasado año.

A esta cifra habría que sumar las 1.172 personas usuarias de residencias de mayores o con discapacidad que se fueron de este mundo en la habitación del entro en el que vivían así como las 1.105 personas que murieron en los primeros meses de la pandemia con síntomas compatibles con la enfermedad pero sin que les hicieran la prueba diagnóstico que lo hubiera podido confirmar.

Las buenas noticias, por el contrario, llegan un día más de las 43 altas hospitalarias que se han dado en las últimas 24 horas y que elevan a 34.319 el total de personas que han superado la enfermedad en Castilla y León en esta crisis sanitaria.

También es una buena noticia que los hospitales mantengan este viernes los mismos 421 enfermos covid que había ayer jueves, aunque hay dos pacientes más en las unidades de críticos (UCI), donde luchan por su vida 85 personas, y dos más en planta, hasta los 336. La tasa semanal de hospitalizados por 100.000 habitantes en el 11,15 por ciento, en nivel bajo.

Por el contrario, el otro indicador clave en el que la Junta se apoyará o no para tomar nuevas medidas de restricción si la cosa sigue disparándose, el de la ocupación de camas extendidas de UCI por parte de enfermos covid, se encuentra en nivel alto y subiendo, ya que en estos momentos está en el 22,55 por ciento, con Palencia y León en el máximo con un 30 y un 32,89 por ciento, respectivamente.

Ante esta situación, el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, insiste en la responsabilidad individual de cada uno y en pedir a la gente que se vacune con la tercera dosis de refuerzo o la primera en le caso de aquellos que se hayan resistido, mientras pide al comité de expertos que sus análisis sean concluyentes aunque apunta que las medidas que se puedan tomar tendrán como referencia la ocupación de los hospitales y, especialmente, el nivel de saturación de las UCIs , que de momento se está conteniendo aunque sigue subiendo.

Por otro lado, la sexta ola de la covid sigue al alza en las aulas de la Comunidad, con 165 clases en cuarentena esta semana en Castilla y León -el dato semanal más alto desde el inicio de curso-, y 53 alumnos y seis docentes que han dado positivo, lo que deja en 487 el total de clases con esa medida desde el inicio de curso.

Residencias: sin restricciones

En cuanto a la situación epidemiológica en las 1.214 residencias de personas mayores, con discapacidad o viviendas tuteladas, cabe señalar que en estos momentos hay 164 residentes sin síntomas compatibles con la enfermedad en aislamiento preventivo para evitar males mayores, mientras que en los 25 centros de mayores o con discapacidad propios de la Junta hay 41 usuarios hospitalizados por covid y siete residentes sin sintomatología aislados como precaución también.

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, aseguraba ante la situación epidemiológica actual, que se complicada cada día que pasa, que no se van a implementar nuevas medidas restrictivas “ni se impedirán las salidas o las visitas” en las residencias de mayores de Castilla y León durante la Navidad, sino que “se ampliarán las medidas de prevención y protección”.

“Las residencias de mayores no son el principal foco de brotes de esta sexta ola”, señala Blanco, en declaraciones recogidas por Ical, mientras explica que entre estas medidas se encuentran reforzar las pruebas de antígenos a los usuarios del centro que hayan ido a sus casas antes de volver al mismo, así como tres días de vigilancia, y un incremento de cribados y pruebas diagnósticas a los trabajadores, con la periodicidad que podría ser de una semana.