Declarado un brote con 42 militares afectados por COVID-19 en la base aérea de Matacán (Salamanca)

El Ejército del Aire activa los protocolos correspondientes para evitar más contagios

Instalaciones de la base aérea de Matacán en Salamanca
Instalaciones de la base aérea de Matacán en Salamanca FOTO: La Razón

Un brote de COVID-19 que afecta a 42 militares del Grupo de Escuelas de la base aérea de Matacán (Gruema), en Salamanca, fue declarado en las últimas horas, según confirmó la Oficina de Comunicación del Ejército del Aire.

Según fuentes militares, la unidad activó “inmediatamente” los protocolos correspondientes y adoptó todas las medidas necesarias para evitar nuevos contagios, informa Ical.

Por otra parte, remarcaron que, tanto en esta Unidad, como en el resto de unidades del Ejército del Aire se siguen manteniendo “de manera escrupulosa” todas la medidas de prevención recomendadas por los organismos públicos competentes.

Numerosos brotes en Castilla y León

La llegada de la variante Ómicron está provocando que se disparen los contagios y aumenten los brotes, como ya se esperaba. Antes del que se ha producido en la base aérea de Matacán, se dio otro en la localidad soriana de Ólvega, con ocho positivos.

Según la “Estrategia de detección precoz, vigilancia y control de COVID-19″, los contactos de casos producidos por variantes Ómicron, Beta o Gamma deben realizar cuarentena incluso aunque estén completamente vacunados.

Además, el documento señala “la confirmación del tipo de variante no suele estar disponible en el momento del diagnóstico por lo que esta medida debe aplicarse también a aquellos casos en los que exista sospecha bien por información preliminar a través de PCR específica bien porque el caso forme parte de un brote que incluya casos producidos por dichas variantes”.

La detección precoz de todos los casos compatibles con COVID-19 continúa siendo uno de los puntos clave para controlar la transmisión de SARS-CoV-2.En los últimos siete días la Junta de Castilla y León ha notificado 60 casos positivos en la localidad de Almazán.

También se ha detectado un brote de 14 sanitarios en el Hospital Santa Bárbara de la capital soriana.

Esta circunstancia también ha provocado que la Junta de Castilla y León ha incrementado el personal sanitario dedicado a rastrear los casos de Covid-19.

Entre otras medidas se ha decidido aumentar el personal sanitario dedicado a rastrear los casos y se ha decidido implementar una serie de medidas, como el circuito diferenciado para pacientes respiratorios en el centro de salud La Milagrosa.

SE ha incidido en la necesidad de extremar las obligaciones generales de cautela y protección referidas al uso de la mascarilla y a la distancia de seguridad, además de la recomendación del lavado frecuente de manos.

También, continúa la prohibición de fumar en vía pública si no se puede asegurar la distancia de seguridad, así como totalmente en terrazas de hostelería.

Se ha incidido en la necesidad de extremar las obligaciones generales de cautela y protección referidas al uso de la mascarilla y a la distancia de seguridad, además de la recomendación del lavado frecuente de manos.