Mañueco denuncia la traición de Cs: “El chantaje y el apoyo a privilegios conmigo no funciona”

El presidente de la Junta desvela que la formación “naranja” pactó los presupuestos con Por Ávila a sus espaldas

Castilla y León irá a elecciones el próximo 13 de febrero. El adelanto electoral anunciado en Twitter esta mañana por Fernández Mañueco ha pillado por sorpresa a todos aún a pesar de que era que se venía barruntando desde hace semanas.

Detrás de que se haya precipitado esta situación se encuentra “la falta de lealtad” por parte de Ciudadanos, según ha denunciado el presidente de la Junta, por haber pactado los presupuestos que iban a debatir este miércoles y el jueves -y que ahora se prorrogan-, con Por Ávila a sus espaldas, en referencia a las enmiendas a los presupuestos de 2022, por valor de 35 millones de euros de los más de 12.835 millones de que disponía el proyecto de ley.

El chantaje y el apoyo a privilegios funciona con Sánchez pero conmigo no”, señala Fernández Mañueco, para quien lo primero son las personas y apunta que “no venderá la Comunidad por mantenerse en el sillón”. “Si alguien ha creído que voy a vender el interés del conjunto de Castilla y León por mantenerme en el sillón, se equivoca de principio a fin”, apuntaba.

Moción de censura

Además, dejaba claro en su comparecencia sin preguntas que ha apostado por dar la “voz” a las personas al considerar que una posible futura moción de censura en marzo, una vez transcurrido el plazo previsto en el reglamento de las Cortes tras la fallida de Tudanca en marzo pasado, ponía “en riesgo” la estabilidad de Castilla y León, la recuperación económica, la creación de empleo, la cohesión territorial y la igualdad y la protección de las personas de la Comunidad.

El jefe del Ejecutivo regional comenzaba su intervención destacando su gestión en esta legislatura y su trabajo con ahínco, sin descanso con el reto de proteger a las personas de la crisis sanitaria e intentando cumplir con los compromisos adquiridos, pero explicaba que para mantener estas premisas es necesaria la confianza en sus socios y que haya estabilidad política y parlamentaria.

Y son precisamente estas dos cuestiones, sobre todo la primera, la que ha propiciado el adelanto electoral, al sentirse el presidente “traicionado” por Ciudadanos y Francisco Igea. Una situación que, según Mañueco, se había vuelto “insostenible”.

La campaña comenzará el próximo 28 de enero y finalizará el 13 de febrero.

Respaldo de Casado

El presidente de la Junta de Castilla y León tiene todo el apoyo del presidente del Partido Popular, Pablo Casado, en su decisión de convocar elecciones, de la que fue puntualmente informado. Así lo indica la Dirección Nacional de la formación, que precisa que el “interés de los castellanos y leoneses, la estabilidad de sus instituciones y la continuidad de las políticas eficaces en beneficio de todos es lo más importante” para el PP.

“Alfonso Fernández Mañueco recibirá un gran respaldo en las urnas por su gestión eficaz y cercana, bajando impuestos y reforzando los servicios públicos”, confía el PP nacional.

Remodelación en el Gobierno

Esta decisión se adopta, según Fernández Mañueco, tras deliberarlo previamente en una reunión extraordinaria de la Junta de Castilla y León, comunicándoselo a las Cortes regionales. El decreto de disolución de las Cortes y de convocatoria adelantada de elecciones se publica mañana en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl).

Por otra parte, mediante los correspondientes acuerdos, Alfonso Fernández Mañueco ha cesado al vicepresidente, portavoz y consejero de Transparencia, Acción Exterior y Ordenación del Territorio, Francisco Igea; a la consejera de Empleo e Industria, Ana Carlota Amigo; a la consejera de Sanidad, Verónica Casado; y al consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega.

El único nombramiento nuevo que ha realizado Alfonso Fernández Mañueco es el de Alejandro Vazquez Ramos, nuevo consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León.

El resto de las competencias de los cesantes serán asumidas por otros miembros del Consejo de Gobierno. La portavocía del Gobierno regional será ejercida por el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, a quien igualmente se le encomienda el ejercicio de las funciones atribuidas a la Consejería de Empleo e Industria.

Las competencias de la Consejería de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior serán ejercidas por el consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez. Y por su parte la consejera de Educación, Rocío Lucas, asumirá temporalmente las competencias de la Consejería de Cultura y Turismo

Ante las críitcas de algunos partidos que han denunciado que ahora la Junta se queda vacía en un momento complicado por la pandemia y los fondos europeos, el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, prometía una “total dedicación”, tras remodelar su gabinete.

“Vamos a actuar con eficacia, para proteger la salud y la vida de las personas y porque hay muchas decisiones que tomar sobre la gestión de la pandemia”, decía, aunque al respecto se remitía a la Conferencia de Presidentes previstas para el miércoles, 22 de diciembre.