La diez prioridades del nuevo Gobierno de Castilla y León

El renovado Ejecutivo de Fernández Mañueco marca su línea de trabajo y prioridades para los próximos dos meses hasta las elecciones

El consejero de Economía y Hacienda y portavoz, Carlos Fernández Carriedo, comparece en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León
El consejero de Economía y Hacienda y portavoz, Carlos Fernández Carriedo, comparece en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León FOTO: NACHO GALLEGO EFE

El disolución de las Cortes y el adelanto electoral para el próximo 13 de febrero ante la ruptura de relaciones entre los socios de Gobierno, PP y Ciudadanos, ha provocado asimismo una renovación en el Ejecutivo autonómico debido al cese de los cuatro consejeros nombrados por Cs que formaban parte del equipo de Gobierno de Fernández Mañueco (Igea, Carlota Amigo, Verónica Casado y Javier Ortega).

El PP solo ha incorporado a Alejandro Vázquez, procurador en las Cortes y portavoz de Sanidad em el Parlamento regional como consejero de Sanidad, mientras que el resto de competencias se las reparten varios consejeros del PP, como por ejemplo Fernández Carriedo, que además de su responsabilidad al frente de Economía y Hacienda, asume la portavocía de la Junta así como la Consejería de Empleo e Industria.

Las competencias de la Consejería de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior serán ejercidas por el consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez. Y por su parte la consejera de Educación, Rocío Lucas, asumirá temporalmente las competencias de la Consejería de Cultura y Turismo.

De cara a los próximos dos meses hasta que los ciudadanos acudan a las urnas, Fernández Carriedo asegura que el objetivo es seguir siendo eficaces en la gestión y defiende la experiencia de este Gobierno, que tendrá al diálogo somo seña de identidad.

Además, avanza que la Junta ha establecido diez líneas de trabajo para este tiempo para garantizar el correcto funcionamiento de la Administración.

  1. Sanidad. El consejero portavoz afirma que la lucha contra la pandemia ante una sexta ola al alza y asegurar una atención sanitaria de calidad a los ciudadanos es la principal prioridad de la Junta en estos momentos
  2. Recuperación económica y del empleo. Fernández Carriedo apunta que esta es la segunda de las prioridades que se han marcado con el reto de no dejar a nadie atrás en esta crisis sanitaria y conseguir alcanzar cuanto antes los niveles que había antes de la irrupción del coronavirus
  3. Continuidad de los aspectos presupuestarios. Tras la disolución de las Cortes el pleno de los Presupuestos se suspendió por lo que las Cuentas de este año se prorrogarán al que viene. El consejero avanza que el jueves 30 de diciembre se firmará el decreto de prórroga presupuestaria para garantizar el trabajo ordinario de la Administración.
  4. Gestión de los Fondos Europeos, y especialmente los “Next Generation”. Garantizar la ejecución de estos recursos y defender en todos los foros los intereses de Castilla y León en favor de un reparto justo y equitativo es otra de las prioridades del nuevo Gobierno de Fernández Mañueco. Que lleguen a las empresas sobre todo.
  5. Garantizar los servicios públicos, y proteger especialmente a las personas más necesitadas
  6. Negociación de la Política Agraria Común (PAC). Fernández Carriedo reafirma el apoyo y el compromiso de la Junta con el campo, con los agricultores, ganaderos y con la industria agroalimentaria
  7. Compromiso con el mundo rural y con los servicios públicos que se prestan en los pueblos.
  8. Financiación autonómica. La Comunidad tiene de plazo el mes de enero para contestar y presentar alegaciones al borrador enviado por el Gobierno de España a las regiones sobre el nuevo modelo de financiación autonómica. El consejero señala que la Junta contestará el próximo mes defendiendo los intereses de Castilla y León.
  9. Transparencia y Buen Gobierno, con el objetivo de que Castilla y León siga siendo ejemplo y referencia en ello.
  10. Consolidar la idea de que Castilla y León es una Comunidad abierta y que refuerza su compromiso con España.