La sexta ola llega desatada a Nochebuena

Castilla y León supera los cinco mil nuevos contagios, en un nuevo récord de toda la pandemia, mientras los ingresados aumentan en 16 en un día, diez de ellos en las UCI

Uso obligatorio de mascarilla en Castilla y León
La mascarilla en exteriores vuelve a ser obligatoria FOTO: NACHO GALLEGO EFE

Lo que parecía poco más o menos que impensable hace apenas un mes, ha pasado. Y España, en general, y Castilla y León, en particular, han llegado a la víspera de la Navidad con el virus desatado y con una progresión imparable, mientras el Gobierno de España y las Comunidades siguen sin ponerse de acuerdo en las medidas a tomar, por lo que cada una, nuevamente, hará la guerra por su cuenta ante la falta de liderazgo que sigue mostrando Pedro Sánchez, que sigue lavándose las manos y cargando toda la responsabilidad en las regiones pero sin seguridad jurídica.

Y mientras se da luz verde al Real decreto Ley en el que según se dijo ayer las mascarilla será obligatoria en la calle en contra de la opinión de los expertos en salud pública, salvo en actividades deportivas, o cuando alguien vaya por el campo o en zonas rurales donde se pueda guardar la distancia, el virus prosigue con su expansión descontrolada.

Castilla y León ha vuelto a batir su récord de contagios en toda la pandemia por segundo día consecutivo hasta superar los cinco mil este jueves, en vísperas de Nochebuena. En concreto, han sido 5.002 los casos de coronavirus detectados en la Comunidad en las últimas 24 horas, lo que suponen 758 más que hace un día, y 2.882 más que hace una semana, lo que revela la tendencia alcista de esta virus que parece no tener fin y que ha condicionado ya las celebraciones de Navidad.

Valladolid, con 1.801 casos diagnosticados, es la provincia que peores datos presenta, ya que, además, cuenta con una incidencia acumulada a catorce días de 1.916 casos por cada cien mil habitantes, casi trescientos puntos más que hace un día y setecientos puntos más que la media de toda Castilla y León, situada en 1.233, que también crece este último día en 200 puntos, en riesgo muy alto, mientras que a una semana la tasa es de 796 casos, en riesgo muy alto también..

Detrás de Valladolid se sitúa León y Salamanca, con 757 y 656 casos detectados desde ayer, aunque la provincia que peor está en cuanto a incidencia después de la vallisoletana es Palencia, que cuenta con una tasa de 1.600 casos y, lo que es peor, con un 45 por ciento de ocupación de camas de cuidados críticos por casos de covid.

Soria, con 134 contagios, es la provincia que menos casos ha reportado a Sanidad y que dejan en 352.56 el total de infectados en la Comunidad desde que el virus irrumpiera en nuestras vidas, casi veinte mil de ellos en la última semana. En concreto, 19.751.

Los brotes activos también siguen disparados y han crecido en las últimas 24 horas en diez hasta los 647, con 3.738 personas implicadas en alguno de ellos, lo que suponen trece más que ayer.

Las buenas noticias llegan de las 48 altas hospitalarias que se han dado este último día, que elevan a 34.592 el total de personas que han superado la enfermedad.

Si bien , en estos momentos hay 470 personas ingresadas por covid en los hospitales, 16 más que ayer, de las que 390 se encuentran en planta, 24 más que hace un día, y 90 en las unidades de críticos (UCI), diez más que el miércoles, que dejan un ocupación de pacientes covid en las UCI del 27 por ciento.

Pese a ello, la tasa de nuevas hospitalizaciones por covid por cada 100.000 habitantes en los últimos siete días está en el 13,03 por ciento, en resigo bajo, mientras que la tasa de nuevas hospitalizaciones en las UCI por la covid también en una semana está en el 1,46 por ciento, igualmente en riesgo bajo, lo que son buenas noticias.

La positividad global de las pruebas diagnósticas por semana también está en riesgo muy alto, con un 21,80. O lo que es lo mismo casi dos de cada de seis pruebas que se hacen dan positivo, mientras que el índice de reproducción del virus se sitúa en el 1,47, que indica que de cada cien positivos se pueden contagiar a 135.

El peor dato de este jueves llega de la mano también de la letalidad que sigue mostrando el virus, que se ha llevado la vida de otras tres personas en los hospitales de León (2) y Burgos en las últimas 24 horas, y que dejan en 6.386 la cifra de fallecidos en esta pandemia en los centros hospitalarios de la Comunidad, 47 de ellos en la última semana.

Además, hay que sumar las 1.173 personas usuarias de residencias de mayores o con discapacidad, una más respecto al último parte del pasado martes, que se han ido de este mundo en la habitación del centro asistencial en el que vivían, así como las 1.105 personas que se murieron en los primeros meses de la crisis sanitaria con síntomas compatibles con la enfermedad, pero sin que les hicieran la prueba diagnóstica que lo hubiera podido confirmar.

Con todos estos datos encima de la mesa, en Castilla y León, de momento, no hay previstas restricciones, salvo las recomendaciones existentes de responsabilidad, higiene de manos, vacunación y evitar al máximo los contactos y las reuniones, aunque se van a tomar medidas encaminadas a liberar presión a la Atención Primaria, como son las unidades móviles para la realización de test para la detección precoz en lugares donde hay más incidencia y más hacen falta ante una posible saturación de los centros de salud. Además, de los 120 rastreadores del Ejército que ayudarán también en su misión de rastrear los contagios para quitar trabajo al persona de Primaria.

Residencias

En cuanto a la situación epidemiológica en las 1.214 residencias de mayores, con discapacidad o viviendas tuteladas, aparte del fallecimiento de una persona en las últimas 72 horas, cabe señalar que en estos momentos hay 19 usuarios con síntomas compatibles con la enfermedad aislados para impedir el avance del virus así como otros 157 residentes sin sintomatología en aislamiento preventivo para evitar males mayores.

Respecto a la evolución del virus en los 25 centros de mayores o con discapacidad propios de la Junta, en la actualidad hay 35 usuarios de estos lugares hospitalizados por covid, mientras que hay un residente con síntomas aislados y otros sin ellos, en aislamiento preventivo por si acaso.