La Asociación Tierraquemada exige la ejecución del centro de experimentación arqueológica de Numancia

El presidente del colectivo pide al Gobierno y a la Junta que pongan al yacimiento a la altura de lo que representa a nivel mundial

Excavaciones en Numancia
Excavaciones en Numancia FOTO: Ical

El presidente de la Asociación Tierraquemada, Alberto Santamaría, denuncia la desidia de las administraciones para sacar adelante el centro de experimentación arqueológica que se demanda desde hace décadas para Numancia , y lamenta que la marca de este yacimiento celtíbero y romano “se utilice” en todas las citas electorales.

Santamaría significa que son el Ministerio de Cultura, como propietaria del enclave, y la Consejería del ramo, que tiene la gestión, los que se tienen que poner de acuerdo para ejecutar un proyecto que ya ha sido redactado y que cuenta con el visto bueno tanto de la asociación como del Ayuntamiento de Garray.

“Llevamos más de 20 años requiriendo un centro de interpretación. Se utilizan políticamente activos que deberían estar acabados y consensuados, porque es tan importante Numancia para la sociedad soriana que no puede venir alguien y querer hacer algo sin contar con el resto. Creo que las guerras políticas e ideológicas deben estar al margen de proyectos tan importantes como este”, destaca para insistir que es necesario que se asiente un centro “atractivo y que su gestión sea sostenible”.

En este sentido, exige al Gobierno central y al autonómico un trato para Numancia acorde con la importancia que tiene a nivel mundial.

Santamaría significa que los representantes políticos deben bajar al territorio y conectar con la sociedad para que el proyecto funcione, y exige que deje de ser “un caballo de troya” para el PSOE y el PP.

La asociación celtibérica, que se encarga de la gestión de las visitas y divulgar el patrimonio celtibérico, definió en 2019 un nuevo modelo de centro de interpretación para el yacimiento de Numancia, en el que se apostaba por un “parque de experiencias” que permita a los visitantes revivir la cultura numantina.

En este sentido presentaron la recreación de un “parque de experiencias”, que englobaba una parte de interpretación del yacimiento arqueológico de Numancia que permitía abundar en los conocimientos de la cultura numantina pero que a su vez permita al visitante “sumergirse y sentir” cómo era Numancia.

De este modo, el proyecto incluía ver alguna casa más reconstruida, que se pueda usar, encender fuego o, incluso, que el visitante pudiera forjarse una espada.

El nuevo centro de interpretación interactivo se ubicaría junto al actual graderío de la Hoya, donde se realizan en verano las interpretaciones sobre los episodios de la guerra numantina.