Dan positivo por alcohol tres conductores en León y uno provoca un accidente

También se sanciona a un restaurante en el centro por incumplimiento de licencia al ejercer la actividad musical con equipos de gran potencia

Coche de la policía local de León
Coche de la policía local de León FOTO: La Razón

La Policía de León ha sorprendido en las últimas horas a tres individuos que estaban conduciendo bajo los efectos del alcohol y uno de ellos ha provocado un accidente de tráfico. Hacia las doce de la noches, agentes de la Policía Local de León remitieron diligencias registradas al Juzgado de Instrucción nº2 de León por la intervención en un accidente de tráfico acontecido en el acceso a Puente Castro, consistente en una salida de vía por parte del vehículo y choque contra una señal vertical, como consecuencia de la influencia de bebidas alcohólicas. Debido al siniestro vial, se realizó la prueba de la alcoholemia al conductor, quien resultó ileso, arrojando un resultado positivo de 0,87 mg/l.

Hacia las 2:45 horas, se realizó la prueba de la alcoholemia al conductor de un turismo tras requerimiento de una patrulla de Agentes de la Brigada Especial de Seguridad Ciudadana (BRISEG) en la avenida de Asturias con la avenida Álvaro López Núñez. El conductor arrojó un resultado positivo de 0.76 mg/l, por lo que se tramitaron diligencias al Juzgado de Instrucción nº2 de León y, al no ocuparse nadie del vehículo, se retiró el mismo a dependencias policiales por parte de la Grúa Municipal.

Por último, a las 6:00 horas, se realizó la prueba de alcoholemia a un conductor que circulaba por la calle San Agustín, a la altura de la avenida Roma, tras requerimiento del Cuerpo Nacional de Policía. El conductor arrojó un resultado positivo de 0,47 mg/l y el vehículo fue retirado por la Grúa Municipal a dependencias policiales.

Por otra parte, hacia las 21:30 horas, agentes de la unidad SEPAR de la Policía Local fueron alertados por actividad musical a gran volumen en las inmediaciones de la plaza de Don Gutierre, por lo que se procedió a localizar el foco emisor, procedente de un restaurante. Personados en el interior del local, los agentes comprobaron la existencia de un “pincha” realizando una actuación en directo, a través de un ordenador, dos tocadiscos y una mesa de mezclas, conectados a dos altavoces de gran potencia.

El responsable del local manifestó estar celebrando una fiesta privada, siendo informado que la licencia ambiental de restaurante no autoriza a realizar este tipo de actividad y, mucho menos, la musical amplificada. La Policía Local realizó reportaje fotográfico del lugar e informe con propuesta para sanción por incumplimiento de las condiciones de licencia del establecimiento.