Suben las pensiones y las prestaciones hasta las 616.953 en Castilla y León

Los jubilados cobran de media 1.033,8 euros, seis euros menos que en el conjunto de España

Pensionistas paseando
Pensionistas paseando FOTO: Cristina Bejarano La Razón

Buenas noticias para los pensionistas de Castilla y León, ante al alza de precios tanto de la luz como del gas o de la cesta de la compra que se está registrando en España en los últimos meses. Y es que, al menos, su pensión ha subido un 2,35 por ciento situándose con fecha de 1 de diciembre en los 1.033 euros de media. Sin embargo, los jubilados de esta Comunidad cobran seis euros menos que la media del resto de la España autonómica, donde la pensión alcanzó los 1.039 euros, lo que ha supuesto un incremento del 2,12 por ciento, según los datos hechos públicos hoy por el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

El número de pensiones en la Comunidad aumentó un 0,73 por ciento en tasa interanual, hasta las 616.953. Del total, el 64 por ciento (394.978) corresponde a jubilación, con una pensión media que asciende a 1.186,13 euros. Por incapacidad permanente, son 46.370 pensiones (992,34 euros de media); por viudedad, 152.314 (736,22 euros); por orfandad, 19.412 (451,39 euros); y en favor de familiares, 3.879 (618,34 euros).

Por provincias, la pensión media más alta se registra en Valladolid, con 1.152,28 euros; seguida de Burgos, con 1.109,91 euros. A continuación, Palencia (1.059,61 euros); León (1.029,61 euros); Soria (983,96 euros); Segovia (983,38 euros), Salamanca (962,23 euros) y Ávila (903,11 euros). Por debajo de los 900 euros de pensión media, solo se encuentran la provincia Zamora (874,28 euros).

En cuanto al número de pensiones, León figura a la cabeza, con 140.646 (0,05 por ciento menos que hace un año), por delante de Valladolid con 117.643 (+1,19 por ciento). Le siguen Burgos con 91.386 (+0,86 por ciento); Salamanca, con 81.089 (+0,89 por ciento); Zamora, con 48.147 (-0,02 por ciento); Palencia, con 42.684 (+0,41 por ciento); Ávila, con 38.936 (+0,61 por ciento); Segovia, con 34.054 (+1,44 por ciento), y Soria, con 22.368 (+0,45 por ciento).

En el conjunto del país, el gasto en pensiones se mantiene en el 12 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) teniendo en cuenta los últimos doce meses, según la estimación realizada por la Seguridad Social. Esta cifra es menor al 12,4 por ciento de 2020, que estuvo condicionado por el impacto de la pandemia sobre el PIB, y supera el 10,9 por ciento de 2019.

A fecha 1 de diciembre, la nómina mensual de las prestaciones contributivas de la Seguridad Social ascendió a 10.309,09 millones de euros, un 3,24 por ciento más que el mismo mes del año pasado. Hay que tener en cuenta, además, que el mes pasado se abonó la paga extraordinaria, cuyo importe asciende a 10.917,52 millones de euros, lo que representa un incremento del 3,31 por ciento respecto a 2020.

El 72,15 por ciento de la nómina ordinaria de las pensiones, 7.438,44 millones de euros, se destinan al abono de las pensiones de jubilación. Esta cuantía ha experimentado un crecimiento del 3,76 por ciento en los últimos doce meses.

A pensiones de viudedad se dedican 1.752,31 millones de euros, un 2,08 por ciento más que en diciembre de 2020. La nómina de las prestaciones por incapacidad permanente, por su parte, se sitúa en 948,34 millones de euros (1,45 por ciento), mientras que la de orfandad supone 143,18 millones de euros (2,65 por ciento) y las prestaciones en favor de familiares, 26,82 millones (4,83 por ciento).

De las 9.916.966 pensiones contributivas abonadas, un 1,10 por ciento más que en el mismo mes de 2020, 6.218.551 son de jubilación, 2.358.328 de viudedad, 953.591 de incapacidad permanente, 342.218 de orfandad y 44.278 en favor de familiares.