Recuperar la vida y el empleo en las zonas degradadas por la minería del carbón del Bierzo

Junta y Gobierno de España invertirán más de 70 millones para actuar en varios proyectos y en más de mil hectáreas que prevén crear cerca de doscients puestos de trabajo

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, da cuenta de los acuerdos medioambientales aprobados en el Consejo de Gobierno
El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, da cuenta de los acuerdos medioambientales aprobados en el Consejo de Gobierno FOTO: mir_ical Agencia ICAL

Buenas noticias para Castilla y León, en general, y para los que viven en los municipios bercianos afectados por el cierre de la minería, en particular, Y es que se la Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, y el Gobierno de España, de la mano del Instituto para la Transición Justa, invertirán 70,6 millones de euros en la restauración de varias zonas degradadas por explotaciones mineras de carbón, todas ellas situadas en la comarca leonesa del Bierzo.

Esta recuperación medioambiental, después de décadas de extracción de carbón, afectará a 1.061 hectáreas de seis municipios: Fabero, Berlanga, Páramo del Sil, Torre del Bierzo, Villagatón e Igüeña, y facilitara le creación de casi doscientos empleos, según explicaba el consejero Juan Carlos Suárez-Quiñones,

Los proyectos de restauración a los que irán destinadas las ayudas pretenden mitigar la difícil situación laboral y social derivada de los cierres y agravada por la pandemia de la covid promoviendo el mantenimiento del empleo, en particular los excedentes mineros y sus empresas auxiliares, así como de la población de la zona.

El Gobierno, a través del Instituto para la Transición Justa, aportará la mayor parte del presupuesto, cerca de 68 millones, mientras que la Junta de Castilla y León financiará el resto, en torno a 2,5 millones.

Fomento y Medio Ambiente deberá presentar en el mes de enero y en el mes de junio de cada año, en el seno de la Comisión de Seguimiento, el informe del titular del órgano beneficiario de la subvención en el que se detalle el grado de ejecución de los proyectos, el calendario de los trabajos efectuados y de los resultados obtenidos, con las actividades realizadas en cada ejercicio económico.

Además, se asegurará de que las entidades a las que se adjudique o encargue la ejecución de los proyectos cumplan el principio de “no causar un perjuicio significativo al medio ambiente” y los objetivos climáticos y digitales, de acuerdo con lo previsto en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Esta restauración medioambiental se materializará a través de tres proyectos:

  1. -El primero de ellos en la antigua explotación a cielo abierto Gran Corta Fabero/UMINSA, en los términos municipales de Fabero, Berlanga y Páramo del Sil.
  2. -Una parte a los espacios mineros afectados por el plan de cierre de la minería no competitiva en Torre del Bierzo y Villagatón.
  3. - La explotación subterránea Grupos Casares y Ladil/Minas de Bierzo Alto SL y de la explotación a cielo abierto El Charcón, Rebollal y Pico/Alto Bierzo SA, ambas en el término de Igüeña.

Más actuaciones medioambientales

Por otro lado, el Consejo de Gobierno de Castilla y León ha dado luz verde a una inversión de 3,1 millones de euros a la sociedad pública Somacyl para la realización de una serie de actuaciones medioambientales y de infraestructuras, también en la provincia de León.

Se trata de la construcción de un centro logístico de biomasa forestal en la comarca de La Bañeza (1,15 millones); de la restauración de una explotación de calizas en Carucedo (1,45 millones); de la ejecución de una senda en la margen derecha del río Duerna para comunicar La Bañeza con la pedanía de Santiago de Valduerna (300.000 euros); y de la mejora de accesos al pueblo de Sosas de Laciana, pedanía de Villablino (250.000 euros).

la Junta ha aprobado también otros cuatro millones de euros para reforzar su estructura y dispositivo para la prevención y extinción de incendios forestales.

La ciudad de Palencia tendrá una de sus principales novedades con la apertura del nuevo Centro de Sanidad Forestal dentro del actual Centro de Control de Calidad en Carreteras de esa provincia. Este traslado, que comportará una serie de obras de adecuación y mejora para el nuevo uso previsto, resulta más económico que la reforma y actualización de las instalaciones del actual Centro de Calabazanos.

Por otra parte, el Consejo de Gobierno ha autorizado un gasto global de 10,9 millones para la gestión integral de todas las actividades, servicios y equipamientos de las actuales infraestructuras de uso público, así como para la construcción de nuevos equipamientos en espacios naturales de la comunidad. Esta partida afecta especialmente a las veintiocho Casas del Parque, a los cinco centros temáticos, al complejo PRAE en Valladolid, a las cinco Aulas del Río y a los tres centros de recuperación y recepción de animales silvestres que la Fundación de Patrimonio Natural gestiona en la Región.

Esa cantidad servirá también para la mejora y el mantenimiento de la red de cámaras de vigilancia de incendios forestales dentro de la provincia de Soria; de la comarca zamorana de Sanabria; y de la leonesa del Bierzo.

Otros acuerdos, también relacionados con la protección del medio natural, se refieren a loa autorización del convenio para la depuración en el espacio natural Montaña Palentina, con una inversión de 4,4 millones; y a los cinco millones para financiar diversas actuaciones urbanísticas en la Ciudad del Medio Ambiente, en Garray (Soria).

Por último, el Consejo de Gobierno acordaba la financiación de un punto de información y centro de visitantes en el parque natural Sabinares del Arlanza-La Yecla, en la provincia de Burgos (1,7 millones); y diversas actuaciones en materia de abastecimiento de agua potable y depuración de aguas residuales en espacios naturales y municipios de Salamanca, Soria y Zamora (1,15 millones)