Concluyen las obras de restauración en la linterna de la Colegiata de Ampudia (Palencia) tras una inversión de 250.000 euros

La Junta financia la recuperación de la ‘Giralda de Campos’

Restauración de la linterna de la Colegiata de Ampudia (Palencia)
Restauración de la linterna de la Colegiata de Ampudia (Palencia) FOTO: Jcyl Agencia ICAL

La obra de restauración en la linterna de la Colegiata de Ampudia, cuya torre es conocida como la ‘Giralda de Campos’, concluyeron tras una inversión de 250.000 euros, fruto fruto de un acuerdo de cooperación entre la Consejería de Cultura y Turismo, la Diócesis de Palencia y el Ayuntamiento.

El objetivo de la intervención fue la restauración de la integridad material de los elementos ornamentales de la linterna y la consiguiente recuperación de la imagen del conjunto. Para ello, se procedió a limpiar los paramentos interiores de la linterna; los revestimientos y morteros inadecuados; restaurar impostas, cornisas y elementos decorativos; recuperar el sistema de evacuación de aguas de cada corredor; reponer las protecciones en vanos; implementar elementos disuasorios contra las aves y la preinstalación eléctrica y pararrayos.

Restauración de la linterna de la Colegiata de Ampudia (Palencia)
Restauración de la linterna de la Colegiata de Ampudia (Palencia) FOTO: Jcyl Agencia ICAL

La Consejería de Cultura y Turismo financió la restauración de la torre mientras que el Consistorio colaboró en un primer momento en una actuación de conservación preventiva, antes de la redacción del proyecto y la Diócesis de Palencia, realizando un diagnóstico y refuerzo de elementos estructurales en la Nave del Evangelio del Templo.

Antes de la actuación se encargó el diagnóstico completo de la Colegiata y un reconocimiento pormenorizado de las lesiones, que permitió establecer el nivel de deterioro en los elementos decorativos, sobre todo en los cuerpos altos de la torre, que han sido, históricamente, las zonas donde más se ha intervenido debido a su acusada exposición a los agentes atmosféricos. Este estudio sirvió de base para la redacción del proyecto de restauración.

Descripción del templo

La Iglesia de San Miguel es una construcción en estilo gótico-renacentista, de tres naves ojivales cubiertas con bóvedas de crucería estrelladas, la nave central casi no sobresale de las laterales y capilla mayor octogonal. La Capilla Mayor tiene arcos apuntados sobre pilares compuestos y arcos de medio punto sobre pilares octogonales en las naves. Obra del tercer cuarto del siglo XV, su construcción fue patrocinada por los señores del castillo, los Herrera y los Ayala, con forma ochavada podría estar destinada a capilla de enterramiento.

La torre, con sus numerosos contrafuertes, pilares, balaustres y una altura de 62 metros, constituye un hito visual de definición urbana de la villa. Obra de finales del XV principios del XVI, bajo los auspicios de Fray Pascual de Ampudia, cuyo escudo campea en ella. Probablemente su tracista fuera alguno de los maestros de la Catedral de Palencia, Juan de Ruesga o Gaspar de Solórzano. Su remate lo haría Juan de Escalante. La iglesia conserva en las capillas de Santa Ana y San Ildefonso, un conjunto de bienes muebles y retablos de interés singular, que se incluyen en la declaración como partes integrantes.