La economía de Castilla y León intensificará este año su crecimiento pese a las incertidumbres

Se espera que el consumo privado y la inversión crezcan entre el 5,2 y el 6,9 por ciento este año, con especial hincapié en la Construcción y el sector Servicios, que tirarán del carro

Unicaja Banco publica el último número de su informe
‘Situación económica y perspectivas de las provincias
de Castilla y León’
Unicaja Banco publica el último número de su informe ‘Situación económica y perspectivas de las provincias de Castilla y León’ FOTO: UNICAJA BANCO UNICAJA BANCO

Buenas noticias para los castellanos y leoneses para este 2022 recién comenzado y que, para abrir boca, prevé ya unas elecciones autonómicas para este 13 de febrero, que podría cambiar y mucho el escenario económico. Si bien, y a pesar de algunas incertidumbres que aún merodean y sobrevuelan en este país, como la pandemia y sus consecuencias, el alza de los precios, sobre todo la luz, el reparto de los fondos europeos o la estrangulación de las cadenas de producción, se espera que la economía de Castilla y León intensifique su crecimiento hasta alcanzar una tasa del 5,3 por ciento.

Una cifra nada desdeñable por las dudas antes planteadas, según se desprende del último informe de Unicaja Banco sobre situación económica y perspectivas en las provincias de esta Comunidad, en el que se revela también que serán la Construcción y los Servicios quienes tirarán principalmente del carro de la economía de esta Región durante el 2022, ya que se esperan crecimientos de las tasas económicas de hasta un 5,8 por ciento en el caso de la Construcción, y del 5,6 por ciento en los Servicios. Además, el estudio calcula que el empleo también crecerá en torno al 1,1 por ciento lo que dejará una tasa de paro alrededor del 11,4 por ciento.

El informe pone de manifiesto también que este crecimiento será intenso en las nueve provincias de la Comunidad, aunque será mayor en León, donde crecerá la economía hasta un 5,7 por ciento, mientras que en Palencia, que en principio es la que menos crece, lo hará un 4,1 por ciento.

Buen fin de año

Estos datos reflejan también una tendencia positiva en los últimos meses, especialmente los tres últimos del pasado año en los que la economía regional ha repuntado también, como se muestra en el informe, donde se destaca que el PIB en ese último trimestre de 2021 creció un 1,4 por ciento, , 0,2 por ciento más que en el anterior, con un consumo en los hogares que se incrementó en un 1,2 por ciento.

Así, cabe señalar que el número de ocupados entre octubre y diciembre de 2021 creció en 32.500 personas respecto al trimestre anterior, mientras que respecto a estos mismos meses pero de 2020 la cifra de personas que han empezado o vuelto a trabajar aumentó en 26.800.

El estudio revela algunos indicadores especialmente positivos que explican este crecimiento de la economía, como por ejemplo la ocupación hotelera, que aumentó en estos tres meses últimos de 2021 un 51,7 por ciento en relación indicador al mismo periodo de 2020, especialmente en la provincia de León, que lo hizo en un 75 por ciento.

Otro indicador positivo es el de la compraventa de viviendas, que entre enero y septiembre del pasado año fue un 46,3 por ciento al de un año antes, e incluso un 18 por ciento mayor antes de que el coronavirus irrumpiera en nuestras vidas.

Asimismo, las exportaciones también mostraron una evolución positiva el pasado año al crecer el valor exportado por Castilla y León hasta un 22,7 por ciento con relación al periodo entre enero y septiembre de 2021.