El paro sube en enero aunque hay casi 44.000 desempleados menos que hace un año

El presidente y candidato del PP a la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, destaca la reducción en un 45 por ciento entre los jóvenes

Una camarera desinfecta una mesa en León,
Una camarera desinfecta una mesa en León, FOTO: Secundino Pérez Europa Press

Como era de esperar, debido a que enero es un mes tradicionalmente malo para el empleo por el fin de la campaña navideña, Castilla y León ha comenzado el 2022 con 1.300 parados más en enero que en diciembre, un repunte del 1,01 por ciento, que deja en 130.069 los desempleados en la Comunidad, 43.233 menos que hace un año.

El paro bajó en Burgos y Palencia, que anotaron 201 y 114 desempleados menos, así como en todos los sectores salvo en el de Servicios, que con 2.124 parados menos lastró el dato regional.

Si bien, lo positivo es que la Comunidad cuenta con 43.824 parados menos que hace un año. A nivel nacional, la subida intermensual fue del 0,55 por ciento, con 17.173 desempleados más.

Además, la Región cuenta con 922.051 cotizantes, diez mil menos que hace un mes, según se desprende de los datos s publicados este miércoles por los Ministerios de Trabajo y de Inclusión y Seguridad Social.

La caída autonómica se enmarca dentro de la tendencia general de España, que registró un descenso del uno por ciento, con 197.750 afilados menos y un total de 19,627 afiliados.

El presidente de Castilla y León y candidato a la reelección por el PP, Alfonso Fernández Mañueco, ha quitado hierro a este subida del paro que ha calificado de “ligera” ypropia de esta época del año” mientras considera como una “buena noticia” que, respecto a enero del año anterior, haya más de 43.000 desempleados menos en la Comunidad, lo que supone “optimismo” e “ilusión”.

También destaca el hecho de que el paro haya bajado en todas las provincias y sectores y que el paro juvenil haya descendido en un 45 por ciento, “el mejor dato de toda la serie histórica, lo que refleja además la recuperación económica”, apunta. Por todo ello, Mañueco advierte de que queda mucho trabajo por hacer, y que estos datos no les pueden llevar al conformismo y la complacencia.