Manadas de lobos hambrientos se acercan por primera vez a las inmediaciones de Burgos

Así lo denuncia COAG tras un ataque en una explotación ganadera de Huércemes, a 20 kilómetros de la capital

Nuevo ataque de lobos a una explotación ganadera en Burgos
Nuevo ataque de lobos a una explotación ganadera en Burgos FOTO: Eloy Alonso EFE

Una manada de lobos atacó a varias ovejas en una explotación ganadera de la localidad de Huércemes, a 20 kilómetros de Burgos, este pasado miércoles, lo que supone la primera incursión del cánido en las inmediaciones de la capital burgalesa, según acaba de denunciar COAG Castilla y León. Los ganaderos de esta localidad sñelan que ya habían visto lobos por la zona pero jamás por el pueblo, al que ahora llegan en manadas y en mayor número que nunca “por que no puede ser cazado”, aseguran.

El balance de este ataque ha sido de 14 ovejas devoradas y tres heridas. El dueño de la explotación, José Santamaría señalaba que “ya han perdido el respeto y antes, cuando se los cazaba, no se acercaban tanto pero ahora campan a sus anchas”.

Según el ganadero, la operativa de ataque fue una “auténtica estrategia de guerra”. Mientras una parte de la manada se dedicó a entretener a los mastines, la otra se lanzó a devorar el ganado. De hecho, los mastines regresaron a la explotación seis horas después del ataque, completamente exhaustos.

Desde COAG se ha propuesto de manera reiterada, que con carácter retroactivo al 22 de septiembre de 2021 y hasta que se resuelvan los procedimientos judiciales interpuestos por OPAs y Comunidades Autónomas, se reconozcan medidas de compensación de daños y que se amplíe al norte del Duero los pagos compensatorios ya establecidos para los terrenos situados al sur de este río.

También reclaman a la Junta que establezca, con carácter retroactivo y de manera transitoria, ayudas específicas por daños en terrenos cinegéticos de su titularidad, a la línea similar como la contemplada para la avutarda en la Reserva Natural de Villafáfila (Zamora).

Y por último, exigen a la ministra Teresa Rivero la publicación urgente de las ayudas prometidas, por importe de 20 millones de euros, para compensar los daños que ocasiones el lobo una vez que este depredador ha dejado de ser considerado especie cazable.